4 Razones para sustituir tu bañera por un plato de ducha

4 Razones para sustituir tu bañera por un plato de ducha

Hoy en día una de las reformas que con mayor frecuencia se realizan en los hogares es la sustitución en los cuartos de baño de la bañera por un plato de ducha. Aparentemente puede parecer que esto se realiza por motivos estéticos. Nada más lejos de la realidad. La sustitución de tu bañera puede traer cambios notables en tu cuarto de baño. A continuación, te dejamos 4 razones para sustituir tu bañera por un plato de ducha.

Comodidad y seguridad

Como ya sabréis, la ducha es un elemento bastante incomodo en cuanto a accesibilidad se refiere. El mero hecho de no ser plana supone un peligro importante a la hora de entrar y salir de ella, especialmente si en el hogar hay personas de avanzada edad o personas con dificultades de movilidad. Por esto mismo, son muchas las personas que optan por sustituir la bañera en sus casas, por el mero hecho de prevenir posibles accidentes causados por el difícil acceso de las bañeras.

Aporta sensación de amplitud

Sustituir tu bañera por un plato de ducha es una muy buena forma de darle amplitud a nuestro baño, sobre todo si estamos hablando de baños de pequeñas dimensiones. Una bañera es un elemento que requiere de un espacio bastante considerable dentro de nuestro baño debido a su tamaño. Este cambio, además de aportar una mayor sensación de amplitud como ya hemos dicho, hará que ganemos una mayor cantidad de espacio.

En la mayoría de los casos, con la instalación de un plato de ducha es prácticamente obligatorio la colocación de una mampara. Muchos podréis llegar a pensar que esto supone un gasto de espacio mayor y que la sensación de amplitud de nuestro baño se verá mermada. ¡Error! Colocando unas puertas de la mampara que sean correderas y transparentes, lograremos que nuestra sensación de amplitud no varíe en absoluto.

Instalación Económica

En este caso, cuando hablamos de reforma, debemos cambiar la percepción que tenemos de una obra de gran tamaño y con un presupuesto desorbitado. En este caso no. Sustituir una bañera por un plato de ducha es una reforma sencilla de realizar y muy económica. En pocas horas y con un presupuesto pequeño (todo dependiendo del plato de ducha que quieras poner) podrás tener instalado y listo para utilizar tu plato de ducha.

Ahorro de agua

Está comprobado que el derroche de agua en una bañera es mayor que el producido en un plato de ducha, independientemente de que en la mayoría de las ocasiones las bañeras sean utilizadas como platos de ducha. Por ello, y aunque no sea un beneficio a corto plazo, con la instalación de un plato de ducha lograremos reducir significativamente nuestra factura mensual.


No obstante, si tienes cualquier duda o necesitas expertos para realizar alguna reforma en tu hogar, ya sea en el cuarto de baño o en otra estancia, recuerda que en Reformas Sirenita te ofrecemos las soluciones que más se amoldan a tu problema y estamos siempre a tu disposición.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad *