Aluminio, madera, pvc… Descubre qué tipo de ventana le conviene a tu casa

La ventana es un elemento fundamental de la casa al que, lamentablemente, no le prestamos toda la atención que debiéramos y es un gran error ya que no solo permiten la entrada de la luz en nuestros espacios (y la luz es alegría), sino que nos aíslan del ruido exterior, de la temperatura…

Así que deberías saber qué te conviene más en función de los distintos materiales:aluminio, madera, pvc… “Cuando hablamos de ventanas lo más importante es que entendamos que se componen básicamente de la carpintería, conocido comúnmente como marco, y del vidrio. Ambos pueden elegirse de forma independiente, que es lo más recomendable”, explica Pablo García, de Atrezo Arquitectos

Las carpinterías pueden ser de acero, aluminio, aluminio con rotura de puente térmico, pvc y madera. Por su parte, los vidrios pueden ser de doble acristalamiento; triple acristalamiento; simples; laminados de seguridad y vidrio templado. Los dos elementos son importantes para la calidad del producto final. Analicemos los pros y contras de los diferentes tipos de carpintería y para ello tomamos como referencia una ventana de 120×120 cm de tamaño.

Acero. Las ventajas son la versatilidd en el diseño, siendo resistente. Su precio es reducido, comparado con el aluminio o el pvc. Además en su fabricación hay bajas emisiones de CO2. ¿Inconvenientes? Son pesadas y si no están bien protegidas, es fácil la corrosión. “Tienen un bajo aislamiento térmico y esto puede producir humedades de condensación en los bordes. Además, no pueden llevar o es complicado que lleven un compacto de persiana incorporado”, explica. Precio: 150 euros.

Aluminio sin  rotura de puente térmico. Se trata de carpinterías en las que el alumino no tiene aislamiento por lo que se produce una transmisión de energía por el marco. Es el conocido efecto de marco mojado en invierno y muy frío por su contacto directo con el exterior. Ventajas: pesan poco y no se corroen y son más económicas que las que tienen rotura de puente térmico. Pueden llevar un compacto con persiana incorporado. Precio: 557,57 euros.

Aluminio con rotura de puente térmico. Entre sus ventajas destacan el buen aislamiento evitando problemas de condensaciones, que tiene unos perfiles más estrechos que las de Pvc, por lo que permiten mayor superficie de vidrio y las hace ideales para grandes ventanales. Tienen la posibilidad de llevar una persiana incorporada. ¿Inconvenientes? Altas emisiones de CO2 en su fabricación y un precio elevado (unos 728,61 euros).

PVC.  Sus grandes ventajas es que tiene buena relación calidad-precio, y un buen comportamiento térmico y permiten un sistema de ventana incorporada. Contras: perfiles muy anchos, lo que reducen el área del vidrio. También, altas emisiones de CO2 en su fabricación. Precio aproximado: algo más de 406 euros.

Madera. Ventajas: bellísimas en lo que a estética se refiere y las emisiones de CO2 en su fabricación bajísimas. ¿El inconveniente? Que su precio es muy elevado, no tienen sistema compacto de persiana y además, requieren de mantenimiento. Precio: 972,42 euros.

En cuanto a los vidrios, los más usados y recomendados para las viviendas son los de doble acristalamiento. “Se trata de un vidrio más cámara de aire o gas más otro vidrio”, explica García. En los vidrios hay que tener en cuenta la transmitancia térmica (es el calor que fluye por unidad de tiempo); el factor solar, que controla la cantidad de radiación solar que deja pasar la superficie acristalada; la transmisión luminosa, que es el flujo de radiación visible y el índice de aislamiento a ruido (en definitiva, el aislamiento acústico al ruido exterior).

Se pueden hacer mil y una combinaciones: lo idóneo es configurarlos dependiendo de dónde vayan a colocarse.

“Como hemos podido ver, una ventana es un elemento más complejo de lo que pueda pensarse, al fin y al cabo es un agujero en la piel del edificio por el que puede entrar frío, calor, ruido y que disminuye la seguridad de la vivienda. Por lo tanto es más que recomendable diseñar las ventajas de nuestro hogar con profesionales especializados en la materia”, finaliza.

Así que ya sabes, haz cuentas y déjate aconsejar por los que saben.

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

 

idealista news

Ideas de decoración: Cómo decorar un salón pequeño con estilazo

Las casas cada vez son más pequeñas. Donde antes cabía uno, ahora caben tres como quien dice. Los pisos de las grandes ciudades han visto reducidos sus m2 y las habitaciones son también más limitadas. Y el salón es una de las estancias que más ha sufrido los recortes de m2.

Pero, ¡que no cunda el pánico! El poco espacio disponible en tu salón no debe ser una excusa para no tener una decoración estilosa y de ensueño. La decoradora e interiorista Sandra Marcos tiene claro cómo hacerlo y te da los consejos necesarios para conseguir una estancia de 10. ¡Toma nota!

Decoración multiusos, el must de todas las temporadas

Regla número 1: que los muebles y objetos decorativos tengan varias funciones. De esta forma no sólo ahorrarás espacio, sino que, además, podrás cambiar tu decoración cada vez que te canses sin que tu bolsillo sufra por ello. ¡No se puede pedir más!

Una buena opción es que adquieras un mueble para la televisión que incorpore cajoneras o baldas, de forma que puedas usarlo como almacenaje. En cuanto a accesorios, hay jarrones de cristal que hacen las veces de florero, portavelas o cubiteras; si tienes algún cesto de mimbre, lo puedes utilizar para guardar mantas, cojines, revistas o cualquier otra cosa que se te ocurra.

 

Olvídate de los sofás gigantes

Los sofás enormes que tienen múltiples asientos y ocupan todo un lateral de la estancia – o más, si colocas uno en forma de ‘L’ o los acompañas con butacas individuales – son un incordio para espacios pequeños: recargan demasiado la estancia y no dejan hueco para mucho más.

Una gran forma de sacar partido al espacio es incorporar una pieza única con un diseño cómodo y original que dote de carácter al espacio y ocupe menos que un sofá tradicional. A su lado, si aún ves que puede tener cabida, añade un taburete tipo pufque no sea muy grande, de tal manera que te sirva de asiento extra que puedas mover de una estancia a otra en caso de que lo necesites.

 

Usa colores claros, neutros y tonos pasteles

Los colores claros en tonalidades pastel y los neutros dan sensación de amplitud y luminosidad, con lo que son una apuesta segura para un salón pequeño. Si quieres dar un toque de color más vivo, aprovecha textiles y accesorios como cojines, pantallas de lámparas, mantas o alfombras y colócalos en lugares estratégicos de la estancia. De esta manera, no sobrecargarás el espacio y romperás con la monotonía.

La iluminación, tu mayor aliado

En un espacio reducido, la iluminación es tu mayor aliado. Si tu salón tiene ventanas, aprovecha la luz natural que entra por ellas y prescinde de cortinas o estores oscuros. Tampoco pongas muebles grandes (sofás, estanterías) delante.

En cuanto a la luz artificial, evita poner lámparas de techo muy extravagantes para no hacer más pequeña la estancia. Usa lámparas de mesa o lámparas de pie en puntos estratégicos, como al lado del sofá o en una mesa auxiliar, para que todo esté en armonía y tengas espacio libre en el centro de la estancia.

Sandra Marcos

Mesitas auxiliares para sustituir a la mesa de centro

En salones pequeños, muchas veces una mesa de centro ocupa gran parte del espacio o resulta incómoda a la hora de desplazarse por ellos. Las mesitas auxiliares son una gran ayuda en estos casos: pueden servir como una pequeña mesa central o bien colocarse a los lados del sofá para apoyar las cosas.

Sandra Marcos

No te olvides del orden y la verticalidad

Para que un salón pequeño no parezca agobiante, el orden y la limpieza son imprescindibles. También la verticalidad. Cuantas más estanterías, baldas o muebles verticales utilices, más espacio tendrás a tu disposición. Por mucho que sea un salón pequeño, jugar con las alturas es muy útil para aprovechar al máximo los metros cuadrados, en especial en salones alargados donde tienes más posibilidades de que cualquier mueble, planta o accesorio se quede en el medio de tu paso.

Sandra Marcos

Sandra Marcos

Sandra Marcos

Sandra Marcos

 

idealista.com

Las casas de lujo llegan al extremo: el huerto y el jardín en el tejado

Una casa de diseño minimalista pero llena de detalles en medio de la naturaleza en Sao Paulo (Brasil). El estudio local MK27 presenta esta vivienda única de una planta de 1.000 m2 con una gran característica: un impresionante techo, donde se encuentra el jardín, el huerto, el solárium y las placas solares que dan energía al hogar.

Los arquitectos lo han llamado un “ejercicio radical de horizontalidad” para levantar esta casa que desde aire se funde con su entorno. Por dentro, la vivienda presenta espacios diáfanos y grandes habitaciones, donde el salón y la terraza ganan terreno para la vida diaria. Una vivienda que también respeta el medio ambiente, pero no pierde un ápice de lujo y calidad. Sus interiores son de madera y cuenta con una amplia piscina que sirve a la vez de laguna exterior.

 

 

Tu oficina en casa. Como preparar un despacho en tu casa

Somos muchas las personas que por diversos motivos trabajamos en casa. Si eres autónomo, freelance, si tienes una pequeña empresa o trabajas para otros desde tu casa (teletrabajo) necesitas dedicar un espacio de tu casa para la oficina. Seguramente vas a pasar gran cantidad de horas trabajando en ese lugar. Merece la pena prepararlo para que sea realmente cómodo para trabajar y se integre con el resto de la casa para mantener el estilo de decoración que a tí te gusta.

Una habitación despacho o una esquina del salón

Lo mejor que te podría ocurrir es tener la oportunidad de tener una habitación dedicada a la empresa.
Una de las mayores ventajas de tener una habitación dedicada en exclusiva a la empresa es que te va a resultar mucho más facil desconectar del trabajo. Ayuda mucho poder cerrar la puerta de la oficina y no ver nada que te recuerde al trabajo.
Una manera de conseguir tener una habitación preparada para el trabajo es que sea también el cuarto de estudio de los hijos. Es posible que seas capaz de realizar alguna tarea mientras ellos están estudiando ya que es un momento para estár callado y concentrado. Fuera del horario de estudio los hijos no tienen que estar ahí excepto que quieran hacer alguna actividad que sea de estar sentado como puede ser estar dibujando, leyendo… En mi caso me resulta muy agradable tener compañía mientras trabajo si están tranquilos a mi lado realizando una actividad.

 

Para nuestros hijos poder realizar las tareas en nuestra oficina también tiene muchas ventajas. Es un lugar que les tranquiliza y les concentra. No hay juegos alrededor y están acostrumbrados a que es esa habitación se esté en silencio concentrado. Nos tienen a nosotros muy cerca para resolver cualquier duda. Tienen a su disposición toda una oficina completa para sus trabajos. En una oficina se necesita una impresora con una calidad de impresión alta, un escaner profesional, encuadernadora para entregar documentación. Imaginaros toda esa tecnología utilizada para entregar un trabajo en el colegio. Seguramente sea el trabajo mejor presentado de toda la clase. Y como ultima ventaja os podreis sorprender de todas las cosas que os puede contar un hijo si estáis trabajando con él codo a codo.

Si no dispones de una habitación para dedicarla como oficina, la otra opción es dedicar una parte del salón a oficina. En este caso tienes que plantearte una oficina minimalista que ocupe muy poco pero sin olvidarte que sea cómoda y práctica. De nada te sirve poner una mesa pequeña para que ocupe poco y tengas que acabar trabajando en la mesa de la cocina. Otro lugar donde puedes colocar el despacho es el recibidor de la casa si tienes suficiente espacio.

Te recomiendo que la mini-oficina la tengas preparada para que cuando dejas de trabajar todos los papeles y accesorios se recojan donde no se pueda ver. Plantéate una librería con puertas para poder guardar todo dentro. Te va a quedar muy elegante y libre de miradas indiscretas. Las cajoneras de mesa son perfectas para guardar todas las pequeñas cosas que siempre tenemos por la mesa.

 

COMO PREPARAR UN DESPACHO EN TU CASA: EL MOBILIARIO

El mobiliario mínimo que una oficina debe tener es:

Una silla ergonómica:

Es importantísimo tener un silla de despacho muy cómoda y ergonómica ya que vas a pasar muchas horas ahí sentado en la misma postura. No escatimes en gastarte un poco más ya que tu espalda y tu cuerpo en generar no debe sufrir estando muchas horas sentado.

La mesa de trabajo:

La mesa debe tener el espacio suficiente para poder tener apoyado sobre la misma todos los utensilios que utilizas y a la vez disponer de un espacio de trabajo sin necesidad de estar continuamente moviendo los objetos de lugar porque no te entren en la mesa.
Hoy en día el ordenador portatil está desplazando al ordenador de sobremesa ya que son tan potentes como ellos y lo puedes trasladar sin ningún esfuerzo. También disponemos de un tablet, de un movil que está siempre encima de la mesa, y por su puesto la calculadorade toda la vida, y un puñado de papeles sobre los que estamos trabajando. Hoy por hoy por mucha tecnología que hay se va a tardar bastante en eliminar el papel. En mi caso siempre tengo papeles delante para garabatear apuntar cualquier dato.
A esto le añado algo que si no lo has probado te animo a que lo hagas. Una pantalla de apoyo a la del portátil. Desde que lo prové no puedo trabajar sin ella. Me he acostumbrado a tener en la pantalla de apoyo la información que consulto y en la pantalla del ordenador en donde trabajo. De esta manera he conseguido no estar alternando dos programas en la misma pantalla.
Conviene que la mesa tenga una cajonera para guardar todos los pequeños accesorios que se utilizan esporadicamente y que bien guardados te permite que la mesa esté lo más vacía posible.

El archivo: Una estantería.

Queramos o no siempre tenemos documentación en papel y en carpetas. En mi caso tengo una balda con carpetas para archivar documentación que no uso pero que tengo que guardar. Facturas, impuestos, gastos…
Hay otra parte que es la documentación que te entregan y que la necesitas para consultar. Aquí es donde hay que tener mucho cuidado para no guardar más de la cuenta. ¿Realmente necesitas catálogos de años anteriores en papel pudiendo disponer en pdf de los mismos más actualizados? En mi caso estoy acostumbrándome a tener una colección de catálogos pdf en el tablet. Tiene muchas ventajas; No ocupa, si tienes que consultar es muy agradable de leer, si tienes que mostrarselo a un cliente lo puede ver perfectamente e incluso sobre la marcha le mandas el pdf por correo para que se lo quede. De esta manera solo te quedan en la estantería unos pocos folletos que por alguna razón muy especial te interesa mantener (Ejemplo: aquellos que tienen pequeñas muestras reales, que tengan unas fotos espectaculares que luzcan mas que en el tablet… y poco más).
La estantería es un buen lugar para instalar una impresora multifunción pequeña. Actualmente hay impresoras que no se tienen que conectar al ordenador con cable por lo que solo necesitas un enchufe para conectarla y ya está. También tienen la ventaja que si te llevas el portatil al sofá también puedes imprimir desde ahí.
Una pila de gavetas me permite introducir ahí todos los papeles que están pendientes de archivar.

MUEBLES DE OFICINA O DE VIVIENDA

Si tienes la oportunidad de tener una habitación dedicada a despacho utilizar mueble de oficina para amueblarla no me parece mala idea. Hay muchos modelos donde elegir, están muy preparados para ser prácticos, y puedes dejar una oficina elegante, practica y profesional.

Si tu oficina está en el salón, colocar muebles de oficina te va a romper toda la decoración del salón. Va a parecer que te mandaron a trabajar a casa con muebles incluidos.
Es muy posible que puedas encontrar una librería y una mesa a juego con el resto de tu salón que no desentone y que cueste darse cuenta que es tu oficina cuando todo está guardado.

Un pequeño consejo:

Uno de los problemas del teletrabajo o trabajar desde casa es lo dificil que resulta separar los tiempos dedicados al trabajo y los dedicados a la casa y la familia. Es muy común estar en horas de trabajo resolviendo tareas familiares y mientras estas en las horas familiares estar con una tarea del trabajo que no te ha dado tiempo a terminar. Plantearse una hora de finalización de trabajo para todos los días (excepciones especiales a parte) ayuda mucho a ser más productivo en tus horas de trabajo y a disfrutar de tu casa y familia después de esa hora ya que tienes claro que estás fuera del horario laboral.

 

Angel Bueno

 

Qué es una ‘obra seca’: cómo reformar tu casa sin arruinarte

Los que todavía no se ha enfrentado a ellas puede pensar que son creativas y entretenidas. Pero  quien las ha vivido en su piel sabe que de diversión tienen muy poco: las obras en la vivienda producen estrés, por pequeñas que sean. Uno de cada dos españoles siente aversión hacia las reparaciones del hogar, y el 40% prefiere acumular desperfectos y convivir con ellos durante un periodo que oscila entre seis meses y un año por no ponerse manos a la obra o gastarse el dinero.

Lo que más rechazo provoca hacia las obras es el desembolso que suponen: más de un 65% de los españoles apunta esta razón para justificar la falta de reparación de los desperfectos del hogar. “Pero no siempre tiene que ser caro”, matiza Alberto Murcia, vicepresidente de Asociación Empresarial de la Gestión Inmobiliaria (AEGI). “Hay que tener claro cuál es el objetivo de la reforma: no es lo mismo un lavado de cara que remodelar una casa muy antigua, donde hay que arreglarlo todo. En este último caso sí que la reforma puede ser tremenda”.

Si tu piso está bien pero la idea es hacerlo más atractivo para alquilarlo o arreglar los desperfectos causados por el paso del tiempo —y de paso aprovechar para darle un nuevo aire—, hay técnicas que pueden ser tus aliadas y que no suponen un gasto exorbitante. La obra seca es una de ellas. Se trata de un tipo de construcción que no necesita tiempo de secado porque se utilizan materiales que pueden incorporarse directamente a un sistema de montaje, ya que van pegados, clavados o encastrados.

La clave está en un uso inteligente de pintura, alicatados y materiales autoadhesivos. Esto hace que las obras sean más rápidas y limpias. Y, sobre todo, más baratas.

Murcia explica que, para un piso de 100 metros cuadrados, un lavado de cara rondaría los 3.000 euros, salvo que la vivienda se encuentre en muy malas condiciones. “Una reforma integral, por otro lado, oscila entre los 300 y los 400 euros por metro cuadrado si se decide cambiarlo todo; con alternativas el precio podría ser la mitad”.

Pintura

La pintura puede ser una partida de gasto muy elevada,sobre todo si hay que quitar antes baldosas de la pared para poderse poner a trabajar. Si lo que se pretende es reducir costes en la reforma, la mejor opción será pintar sobre los azulejos.

Si queremos encargarnos nosotros mismos de la tarea, recomiendan conseguir pintura especial para este material, un rodillo de pelo corto de lacar y una brocha para perfilar juntas y esquinas. Es importante limpiar muy bien los azulejos con disolvente y secarlos completamente antes de aplicar la pintura. Una vez empleada la primera capa, procederemos a una segunda e incluso tercera, hasta que se consiga una buena película

Suelos

La opción más barata —y que no requiere obra— para cambiar el suelo es emplear vinílico o linóleo autoadhesivos, que se colocan fácilmente por encima del antiguo y son resistentes a la humedad.  Sin embargo, si se busca un resultado algo más consistente puede que no sea la mejor alternativa. Otra opción de mayor calidad es el suelo de resina ; por 700 euros se pueden reformar 12 metros cuadrados, y por 100 más se podría instalar tarima flotante. Ninguno de estos suelos requiere de obra y son un 30% más baratos que los embaldosados. También existen baldosas de clic que funcionan de la misma manera

Puertas

Cambiar las puertas de la vivienda puede suponer un coste importante, sobre todo si tienen tamaño o apertura particulares, que requieren un trabajo a medida. Para rebajar el coste, existe la opción de lijarlas y volverlas a pintar con el color que se prefiera. Es necesario tan solo un día de trabajo y el precio es de 50 euros por unidad.

‘Pladur’ en lugar de ladrillo

El pladur es otro elemento de la tabiquería seca. Se trata de placas de yeso laminadas entre dos capas de cartón, con diferente grosor y medida, que pueden utilizarse como paredes divisorias, estanterías o techos decorativos. Es más rápido de colocar y genera menos escombros que el ladrillo —aunque claro, es menos resistente y aislante—, además de poderse pintar directamente.

Como ejemplos prácticos, los paneles de pladur permiten hacer falsos techos, tabiques, librerías o forros, de forma rápida y sencilla; una estantería o tabique de tres metros de ancho tiene un precio medio de 800 euros.

Iluminación

Este capítulo de gasto hay que asumirlo sin posibilidad de aplicar la técnica de la obra seca. En este caso, un análisis previo de la distribución de la vivienda, para saber con exactitud donde necesitamos más o menos iluminación, es esencia para lograr rebajar el precio de la obra. Básicamente, la forma de disminuir el coste es reducir tanto como sea posible el número de enchufes o puntos de luz a instalar. Según la normativa, hay que instalar como mínimo tres tomas de corriente por estancia y una en cada zona de paso. Una práctica habitual que reduce costes es aprovechar, en la medida de lo posible, la canalización existente. Para esconder cables de lámparas o alargaderas se pueden usar canaletas de plástico que después se pueden pintar del tono de la pared o el techo.

Decoración

Aquí entra en juego el gusto de cada uno, pero no hay que perder de vista el objetivo de la obra. Sobre todo si la intención es dar un lavado de cara a la vivienda para alquilarla, es mejor optar por una renovación sencilla, sin volverse locos con la decoración. Y no es por nada: hay que considerar que, muy probablemente, nuestros gustos no coincidirán con los de los futuros inquilinos. La reforma puede ser estética y funcional a la vez, pero muchas veces se nos olvida: elegimos lo que más nos gusta y así encarecemos la reforma, concluye el vicepresidente de AEGI. Los colores neutros y las líneas sencillas de muebles básicos son la opción menos arriesgada y económica.

 

elpais.es

Descubre el color ideal para decorar tu casa… según tu signo de zodiaco

Decorar tu casa a tu gusto sirve para mantener un buen karma y vivir a gusto allí donde pasas tus momentos más íntimos y personales. Y porque muchos creen que la fecha de su nacimiento marca el carácter y la forma de ser de cada uno, aquí os presentamos una curiosa relación entre los colores y signos del zodiaco con el color que mejor se asimila a cada personalidad.

Sabemos que no va a agradar a todos, cada uno es como es y como dice el refrán “Para gustos… colores”. Simplemente es una manera de inspiración.
Aries
Este signo ardiente y apasionado se asocia con el rojo. Da una vuelta de tuerca este 2018 y busca tonos en escarlata o rubí.
Aries

Tauro

Tauro está lleno de energía de la tierra, dándole vibraciones verdes naturales. Para profundizar en este tono, pásate al color esmeralda, desde las camas hasta los sofás. El terciopelo va a ser lo tuyo.

Tauro

Géminis

El sociable Géminis se asocia a menudo con los tonos amarillos y verdes. Siempre adaptable y moldeable debe elegir entre una mezcla de ambos y para este año puedes optar por tonos inspirados en cítricos.

Géminis

Cáncer

Un signo tan profundo, intuitivo y sentimental como Cáncer está definitivamente listo para ponerse bajo el amparo de los tonos de piedras preciosas. Busca tonos inspirados en las amatistas, ese color púrpura suave.

Cáncer

Leo

La morada de un Leo no está completa sin un todo dorado en algún lugar de la casa. Un sofá de color ámbar puede servir para este signo radiante y soleado.

Leo

Virgo

Los deliciosos tonos verdes con base azul son el equilibrio perfecto entre la energía basada en la tierra y la naturaleza tranquila de un Virgo.

Virgo

Libra

Libra está asociado a plenitud de energía fresca, lo que marca la búsqueda de interiores basados en el color verde jade.

Libra

Escorpio

Extrema, malhumorada y apasionada: los intensos sentimientos de un Escorpio seguramente se intensificarán en una habitación de color rojo rubí.

Escorpio

Sagitario

Al igual que Cáncer, los interiores púrpuras ricos en tonos gema se alinean con la vitalidad, el optimismo y la sensación de libertad del arquero de las estrellas.

Sagitario

Capricornio

La naturaleza estable y confiable de Capricornio se puede asociar fácilmente con interiores de zafiros tintados. Como tomar riesgos no es lo que más le gusta a un Capricornio, aléjate de los azules intensos.

Capricornio

Acuario

Un signo del agua como Acuario debe ir este 2018 hacia aguas profundas con ricos tonos de aguamarina. La naturaleza intelectual y altruista de este signo combina rápidamente con un azul profundo y firme.

Acuario

Piscis

Perceptivo y sensible, Piscis merece vivir en un espacio en el que se pueda sentir a gusto tal y como se encuentren sus sentimientos. Un tono verde gema coincide con las profundas aguas emocionales con las que aparece este signo.

Piscis

Suelo radiante o radiadores: las claves para elegir la calefacción en tu casa

Si estás pensando en reformar tu casa, es buen momento para plantearse la forma en que queremos que llegue el calor. La ventaja del suelo radiante es que es invisible, ya que se integra en el suelo. Los radiadores, sin embargo, quedan a la vista. Para poder elegir, hay que estudiarlos en relación con varios factores, como el clima, el grado de ocupación de la casa, la superficie, el aislamiento y, sobre todo, el tipo de generador que proveerá del agua caliente.

La primera diferencia es que el suelo radiante trabaja con agua a baja temperatura y que los radiadores, en cambio lo hacen con temperaturas más elevadas. Pero…, ¿cómo afecta esto a la elección entre suelo radiante o radiadores?

Antes de elegir entre suelo radiante o radiadores, revisa estos puntos:

Aislamiento: la casa tiene que estar aislada térmicamente para que la calefacción por suelo radiante o radiadores sea eficiente.

Generador térmico: puede ser de alta o baja temperatura, lo que a priori condiciona el sistema a elegir. Lo mismo pasa con la fuente de energía. El gas, por ejemplo, es apto para los dos sistemas, pero la biomasa o la aerotermia funciona mejor con suelo radiante.

Clima: Un punto que es crucial en la elección. Los climas fríos y estables son los más indicados para un sistema de suelo radiante porque al tener inercia térmica permiten que el calor siga emitiéndose varias horas, aunque el sistema se apague. Esta característica se convierte en una desventaja en climas templados con temperaturas inestables a lo largo del día, donde un sistema de radiadores sería más apropiado, debido a su carácter puntual.

Grado de ocupación de la casa: Si estás todo el día fuera de casa, no te convendrá un sistema de suelo radiante por agua, ya que estarás consumiendo energía que no disfrutas. La calefacción por suelo radiante no está pensada para apagar y encender repetidamente. En estas situaciones, quizás te interesa un sistema de radiadores de agua que se calientan rápidamente y que puedes hacer que entren en funcionamiento un par de horas antes de llegar a casa.

¿Cómo funciona el suelo radiante por agua?

El agua circula por una tubería de polietileno reticulado que se instala sobre un panel aislante siguiendo el trazado de un circuito.

La instalación se completa vertiendo una capa de mortero de unos 5 cm sobre la tubería. Esta capa es la que acumula el calor, que luego se transmitirá al pavimento. Como ventaja agregada, obtienes un aislamiento térmico-acústico extra sobre el forjado. Como desventaja, habrá que levantar todo el suelo, por lo que convendrá hacerlo en reformas integrales u obra nueva.

Si hay problemas de sobrecarga o no hay altura suficiente –con este sistema se necesita engrosar el suelo entre 5 y 8 cm más– se puede optar por un sistema de suelo radiante de espesor reducido. Los que incorporan difusores de aluminio son muy apropiados para pavimentos de madera.

En la fotos superior puedes ver un detalle de suelo radiante que en tan solo 15 mm de espesor aloja panel, tuberías y mortero. Es resistente y la única diferencia es que tiene menos inercia térmica, lo que en muchos casos puede ser una ventaja. Por eso, siempre conviene asesorarse antes de decidir.

¿Es el suelo radiante por agua es el sistema más eficiente?

Sí. ¿Por qué? Porque trabaja con temperaturas de agua más bajas. De 35 a 45ºC, con el consiguiente ahorro de energía, debido a la menor diferencia de temperatura a cubrir entre el generador y el emisor. De hecho, ahí radica su mayor ventaja: que se calcula para una temperatura ambiente dos grados menor que la que necesitan los radiadores. Por tanto a 7% de ahorro por grado, tenemos de 10 a 14% menos de gasto en el consumo.

Trabajando a baja temperatura es posible usar generadores de gran rendimiento, como las calderas de condensación a gas o las bombas de calor aire-agua y combinar su funcionamiento con placas solares térmicas.
La mayor ventaja del suelo radiante por agua es que el calor no se pierde en el techo, sino que se aprovecha en la franja donde nos movemos.

Ventajas del suelo radiante por agua

Permite una distribución homogénea del calor por radiación en todos los puntos de la casa, lo que a su vez evita corrientes de aire y polvo. El ambiente se mantiene limpio y saludable. A nivel estético, y como es invisible, da una completa libertad de distribución del mobiliario. Es ideal para ambientes amplios intercomunicados y espacios de doble altura.

Desventajas del suelo radiante por agua

La instalación inicial es, como mínimo, el doble de cara que una de radiadores. Aunque se pueden usar todo tipo de pavimentos, los que mejor se comportan son los materiales conductores, como la piedra o la baldosa porcelánica.

¿Cómo funcionan los radiadores de agua?

No cabe duda que es un sistema muy empleado y fácil de acoplar en cualquier casa. Su funcionamiento y puesta en obra son sencillos, ya que se necesita un generador térmico, generalmente una caldera a gas mural, que también abastece de agua caliente sanitaria a la casa, un circuito cerrado de tuberías de agua y los radiadores, debidamente distribuidos por la vivienda.

La diferencia fundamental con el suelo radiante es que, la caldera tiene que funcionar a 70ºC. Y esta es una desventaja si recordamos que cuanto menor sea la temperatura de trabajo del agua, más se mejora la eficiencia energética del sistema y por lo tanto mayor es el ahorro en calefacción.

Ventajas de los radiadores

Emiten el calor rápidamente, por lo que son ideales para horas puntuales del día. Tienen un precio económico y la instalación de las tuberías puede hacerse incluso, vista y superfcicial, en obras de reforma. Para que funcionen mejor se recomienda que se instalen en las paredes más frías de la habitación y especialmente debajo de las ventanas. Las válvulas termostáticas y los termostatos de ambiente serán fundamentales para regular la temperatura. No hay limitaciones en la elección del pavimento.

Desventajas de los radiadores

Calientan principalmente por convección del aire, lo que hace que el calor suba y se deposite en el techo, el calor no es homogéneo en toda la habitación sino puntual. Producen polvo, resecan el ambiente y limitan la distribución del mobiliario.

¿Es buena idea instalar radiadores a baja temperatura?

Funcionan con temperaturas de impulsión más bajas y con intercambiadores de calor ubicados en su interior. La diferencia radica en que pueden trabajar con generadores eficientes, como la caldera de condensación o la bomba de calor aire-agua, lo que aumenta el rendimiento de la instalación y baja el consumo energético.

Los radiadores a baja temperatura se caracterizan por tener una gran superficie de intercambio y el menor contenido de agua posible, lo que hace que sean más rápidos que los convencionales en emitir calor o en dejar de hacerlo, lo que viene muy bien, por ejemplo, cuando en el ambiente se recibe un aporte de calor por la ventana y la calefacción no es necesaria. Tienen una estética más depurada, con frentes de chapa lisos.

En este grupo de mayor eficiencia también se encuentran los radiadores de alto rendimiento y los ventiloconvectores, que también pueden dar aire frío.

Conclusión

Analiza todos estos factores antes de elegir entre suelo radiante o radiadores. No conviene solo guiarse por la inversión inicial. También tendrás que ver lo que gastas en el consumo y la posibilidad de compensar las facturas con el uso gratuito de la energía solar.

 

Autor: houzz

Paredes de pladur o ladrillo. ¿Cuál elegir en tus reformas?

En la reforma de una vivienda o en el cambio de distribución en una vivienda donde tenemos que construir tabiques, suele existir la duda de si éstos se realizan con ladrillo, al estilo tradicional, o se realizan con pladur, también llamado “tabiquería en seco”.

No existe una norma generalizada como para decantarse por uno u otro procedimiento, aunque si que es cierto que podemos estudiar las ventajas y las desventajas:

El pladur viene en planchas de dimensiones grandes, por lo que cada viaje cargados que hacemos, trasladamos mayor cantidad de pared, necesitando realizar más viajes trasportando ladrillo, para conseguir la misma longitud de pared. Esto lo podemos trasladar a tiempo empleado y ya sabemos que a mayor tiempo, mayor coste en mano de obra. Este ejemplo no sería válido si tuviéramos que realizar una reforma en un 8º piso, por ejemplo, con un ascensor pequeño donde no caben las planchas y además con escaleras estrechas y poco espaciosas, por ello, insistir en que no existe una norma generalizada, sino que, en ocasiones, es adaptarnos a lo que la obra nos pide.

Si nos decantásemos por realizar los tabiques con ladrillo, tenemos que tener en cuenta que generamos más restos de material y cemento, que en ocasiones, hay que picar para poder retirarlo,  en este caso, es muy importante trasladar antes de su secado el escombro al contenedor, y trabajaremos más desahogados también.

La construcción de tabiques con pladur minimiza el efecto obra, reduciendo ruidos y escombros como hemos comentado anteriormente. Aunque las planchas de pladur sean un poco más caras, queda rápidamente amortizado por la rapidez con la que se ejecuta la obra por un lado, y por otro, mencionar que el pladur queda prácticamente preparado para poder pintar, mientras que en el tabique de ladrillo hay que aplicar yeso, teniendo que esperar incluso varios días para el secado; puede que haya que realizar algún trabajo de lijado y emplastecido para que quede perfecto y aplicar la pintura. La consistencia del tabique de pladur va a depender fundamentalmente de la calidad de la plancha y de la perfilería empleada en sus grosores y cantidades correctas.

Una de las desventajas de la pared de pladur es cuando existe la necesidad de colgar muebles, en cuyo caso, o tenemos muy claro dónde van y reforzamos esa zona, o mejor construirlo con ladrillo. En paredes expuestas a la humedad, como es en baños y cocinas, hay que utilizar pladur con características especiales.

El pladur no solo se utiliza en paredes, sino que también se utiliza para la instalación de techos continuos y de otros tipos, todo ello nos aporta facilidad para canalizar las instalaciones eléctricas y de fontanería entre otras.

Consideramos que pueden existir más diferencias aún, pero esto nos puede servir a modo de resúmen.

Aislar una vivienda cuando se hace la reforma

Cuando realizamos lareforma de una vivienda una de las primeras cosas en las que tenemos que pensar,  es en el aislamiento, no sólo térmico, sino acústico, también. Entendemos que la vivienda, ya tiene realizadas las cámaras de aislamiento en las paredes  perimetrales  y cubierta con el correspondiente relleno de poliestireno, lana de roca (compuesto fundamentálmente por roca volcánica), productos inyectados, etc…  Una vez estamos seguros de esto, los puntos más frágiles que nos quedan son las ventanas y las puertas.

Hasta hace un tiempo lo más utilizado para el aislamiento de puertas y ventanas ha sido el aluminio, aunque hay que tener en cuenta que es un metal transmisor. Para ello, se desarrolló el sistema de rotura de puente térmico  RPT y el doble acristalamiento, que supuso un gran avance en este campo. El puente térmico es, principalmente, la transmisión de frío o de calor por el tipo de metal que es, o por el grosor de éste. Se trata de romper esa transmisión consiguiendo que la cara exterior y la cara interior del aluminio, no estén en contacto. Para ello, se inserta dentro del aluminio un perfil no conductor, compuesto por poliamida y fibra de vidrio y que separa ambas caras.

Contamos también con puertas y ventanas de PVC ( no conductor), que han estado hace años un poco apartadas porque las que realmente cumplían con una buena calidad y garantía, tenían un precio elevado. Actuálmente, esto ha cambiado. El aislamiento térmico que se consigue,  es rentable. Son duraderas, resistentes, de fácil mantenimiento, se le puede colocar doble o triple acristalamiento según las necesidades y se consigue evitar que se nos escape el calor y nos entre frío. Es importante mencionar que la fabricación de PVC tiene menores niveles de contaminación que las de aluminio, por ejemplo.

Reformar un piso para alquilar

Actualmente, las personas que son propietarias de un piso para alquilar, pueden estar pensando en hacer una reforma de su vivienda antes de ponerlo en alquiler para adaptarlo a la demanda actual del mercado dependiendo de a quien esté destinada la vivienda como estudiantes, familias o parejas jóvenes.

En cuanto a la zona donde se encuentra el piso no podemos hacer nada, salvo que lo vendamos y nos compremos otro más o menos céntrico, pero en cuanto a dotarle de buenas prestaciones y conseguir que sea cálido y acogedor, si que estamos prácticamente obligados, si queremos tener un precio de arrendamiento acorde y mantenerlo en el tiempo.

Para ello, es bueno dar un repaso por toda la vivienda para conocer, de las cosas fundamentales, cuáles se necesitan. Los puntos que relacionamos a continuación, se podrían tener en cuenta en caso de que les haga falta:

  • Revestido interior de armarios de dormitorios, dotándoles con zona de maletero, cajonera, barra para perchas, estantes, y si nos cabe, un zapatero. Los frentes de armario, si es necesario, los barnizamos o lacamos, así como las puertas de paso.
  • Si la vivienda dispone de dos baños, y en los dos nos han instalado bañera, sería bueno, cambiar una de ellas por un plato de ducha cómodo y amplio. Si vienen con lavabo y pedestal, lo cambiamos por un mueble que puede ser al suelo o suspendido, pero que sirvan de zona de almacenamiento en el baño. Revisamos los sanitarios, y si las tapas están un poco amarillentas, las cambiamos. Podemos cambiar también la teleducha.
  • Aplicamos una mano de pintura a todas las paredes y techos.
  • Si hay tarima flotante, revisamos por si hay que cambiar alguna lama, y también revisamos los rodapiés, fijándonos especialmente en las esquinas; si estuvieran golpeados, los cambiamos. Si es parquet, observamos si es necesario acuchillar y barnizar.
  • Comprobamos la iluminación, y cambiamos alguna bombilla si es necesario, o añadimos halógenos-led en falso techo si queremos crear sensación de amplitud.
  • Es conveniente, que la cocina esté con los electrodomésticos, es una señal de que la vivienda está preparada para entrar a vivir. Si requiere un toque moderno, cambiamos tiradores, frentes de puertas o encimera. El monomando de fregadero, no debe gotear.
  • La caldera y radiadores deben funcionar a la perfección.
  • Limpiaremos a fondo las persianas y revisaremos bien el funcionamiento. Si hay alguna lama rota, la sustituimos, y si es el tambor el que no funciona bien, se repara o se sustituye.
  • Comprobamos que las ventanas funcionan perfectamente.
  • Si los interruptores o enchufes están envejecidos o amarillentos, intentaremos limpiarlos, y si no lo conseguimos, los cambiaremos por unos nuevos.
  • Si la vivienda, en principio, está sin amueblar, no nos gastaremos dinero de momento, puesto que hay personas que quieren alquilar la vivienda y ellos ya tienen muebles. Siempre hay tiempo para amueblarlo. Eso sí, el mobiliario no debe ser de una calidad baja, sino de una estética llamativa y de una calidad, resistente.

Estos serían algunos de los puntos básicos, pero en función del nivel de la vivienda, de la situación y del precio que tengamos pensado poner de alquiler, podríamos hacer alguna reforma más importante, e incluso, dotarle de más instalaciones, alarma o algunas otras cosas.