Qué es una ‘obra seca’: cómo reformar tu casa sin arruinarte

Los que todavía no se ha enfrentado a ellas puede pensar que son creativas y entretenidas. Pero  quien las ha vivido en su piel sabe que de diversión tienen muy poco: las obras en la vivienda producen estrés, por pequeñas que sean. Uno de cada dos españoles siente aversión hacia las reparaciones del hogar, y el 40% prefiere acumular desperfectos y convivir con ellos durante un periodo que oscila entre seis meses y un año por no ponerse manos a la obra o gastarse el dinero.

Lo que más rechazo provoca hacia las obras es el desembolso que suponen: más de un 65% de los españoles apunta esta razón para justificar la falta de reparación de los desperfectos del hogar. “Pero no siempre tiene que ser caro”, matiza Alberto Murcia, vicepresidente de Asociación Empresarial de la Gestión Inmobiliaria (AEGI). “Hay que tener claro cuál es el objetivo de la reforma: no es lo mismo un lavado de cara que remodelar una casa muy antigua, donde hay que arreglarlo todo. En este último caso sí que la reforma puede ser tremenda”.

Si tu piso está bien pero la idea es hacerlo más atractivo para alquilarlo o arreglar los desperfectos causados por el paso del tiempo —y de paso aprovechar para darle un nuevo aire—, hay técnicas que pueden ser tus aliadas y que no suponen un gasto exorbitante. La obra seca es una de ellas. Se trata de un tipo de construcción que no necesita tiempo de secado porque se utilizan materiales que pueden incorporarse directamente a un sistema de montaje, ya que van pegados, clavados o encastrados.

La clave está en un uso inteligente de pintura, alicatados y materiales autoadhesivos. Esto hace que las obras sean más rápidas y limpias. Y, sobre todo, más baratas.

Murcia explica que, para un piso de 100 metros cuadrados, un lavado de cara rondaría los 3.000 euros, salvo que la vivienda se encuentre en muy malas condiciones. “Una reforma integral, por otro lado, oscila entre los 300 y los 400 euros por metro cuadrado si se decide cambiarlo todo; con alternativas el precio podría ser la mitad”.

Pintura

La pintura puede ser una partida de gasto muy elevada,sobre todo si hay que quitar antes baldosas de la pared para poderse poner a trabajar. Si lo que se pretende es reducir costes en la reforma, la mejor opción será pintar sobre los azulejos.

Si queremos encargarnos nosotros mismos de la tarea, recomiendan conseguir pintura especial para este material, un rodillo de pelo corto de lacar y una brocha para perfilar juntas y esquinas. Es importante limpiar muy bien los azulejos con disolvente y secarlos completamente antes de aplicar la pintura. Una vez empleada la primera capa, procederemos a una segunda e incluso tercera, hasta que se consiga una buena película

Suelos

La opción más barata —y que no requiere obra— para cambiar el suelo es emplear vinílico o linóleo autoadhesivos, que se colocan fácilmente por encima del antiguo y son resistentes a la humedad.  Sin embargo, si se busca un resultado algo más consistente puede que no sea la mejor alternativa. Otra opción de mayor calidad es el suelo de resina ; por 700 euros se pueden reformar 12 metros cuadrados, y por 100 más se podría instalar tarima flotante. Ninguno de estos suelos requiere de obra y son un 30% más baratos que los embaldosados. También existen baldosas de clic que funcionan de la misma manera

Puertas

Cambiar las puertas de la vivienda puede suponer un coste importante, sobre todo si tienen tamaño o apertura particulares, que requieren un trabajo a medida. Para rebajar el coste, existe la opción de lijarlas y volverlas a pintar con el color que se prefiera. Es necesario tan solo un día de trabajo y el precio es de 50 euros por unidad.

‘Pladur’ en lugar de ladrillo

El pladur es otro elemento de la tabiquería seca. Se trata de placas de yeso laminadas entre dos capas de cartón, con diferente grosor y medida, que pueden utilizarse como paredes divisorias, estanterías o techos decorativos. Es más rápido de colocar y genera menos escombros que el ladrillo —aunque claro, es menos resistente y aislante—, además de poderse pintar directamente.

Como ejemplos prácticos, los paneles de pladur permiten hacer falsos techos, tabiques, librerías o forros, de forma rápida y sencilla; una estantería o tabique de tres metros de ancho tiene un precio medio de 800 euros.

Iluminación

Este capítulo de gasto hay que asumirlo sin posibilidad de aplicar la técnica de la obra seca. En este caso, un análisis previo de la distribución de la vivienda, para saber con exactitud donde necesitamos más o menos iluminación, es esencia para lograr rebajar el precio de la obra. Básicamente, la forma de disminuir el coste es reducir tanto como sea posible el número de enchufes o puntos de luz a instalar. Según la normativa, hay que instalar como mínimo tres tomas de corriente por estancia y una en cada zona de paso. Una práctica habitual que reduce costes es aprovechar, en la medida de lo posible, la canalización existente. Para esconder cables de lámparas o alargaderas se pueden usar canaletas de plástico que después se pueden pintar del tono de la pared o el techo.

Decoración

Aquí entra en juego el gusto de cada uno, pero no hay que perder de vista el objetivo de la obra. Sobre todo si la intención es dar un lavado de cara a la vivienda para alquilarla, es mejor optar por una renovación sencilla, sin volverse locos con la decoración. Y no es por nada: hay que considerar que, muy probablemente, nuestros gustos no coincidirán con los de los futuros inquilinos. La reforma puede ser estética y funcional a la vez, pero muchas veces se nos olvida: elegimos lo que más nos gusta y así encarecemos la reforma, concluye el vicepresidente de AEGI. Los colores neutros y las líneas sencillas de muebles básicos son la opción menos arriesgada y económica.

 

elpais.es

Descubre el color ideal para decorar tu casa… según tu signo de zodiaco

Decorar tu casa a tu gusto sirve para mantener un buen karma y vivir a gusto allí donde pasas tus momentos más íntimos y personales. Y porque muchos creen que la fecha de su nacimiento marca el carácter y la forma de ser de cada uno, aquí os presentamos una curiosa relación entre los colores y signos del zodiaco con el color que mejor se asimila a cada personalidad.

Sabemos que no va a agradar a todos, cada uno es como es y como dice el refrán “Para gustos… colores”. Simplemente es una manera de inspiración.
Aries
Este signo ardiente y apasionado se asocia con el rojo. Da una vuelta de tuerca este 2018 y busca tonos en escarlata o rubí.
Aries

Tauro

Tauro está lleno de energía de la tierra, dándole vibraciones verdes naturales. Para profundizar en este tono, pásate al color esmeralda, desde las camas hasta los sofás. El terciopelo va a ser lo tuyo.

Tauro

Géminis

El sociable Géminis se asocia a menudo con los tonos amarillos y verdes. Siempre adaptable y moldeable debe elegir entre una mezcla de ambos y para este año puedes optar por tonos inspirados en cítricos.

Géminis

Cáncer

Un signo tan profundo, intuitivo y sentimental como Cáncer está definitivamente listo para ponerse bajo el amparo de los tonos de piedras preciosas. Busca tonos inspirados en las amatistas, ese color púrpura suave.

Cáncer

Leo

La morada de un Leo no está completa sin un todo dorado en algún lugar de la casa. Un sofá de color ámbar puede servir para este signo radiante y soleado.

Leo

Virgo

Los deliciosos tonos verdes con base azul son el equilibrio perfecto entre la energía basada en la tierra y la naturaleza tranquila de un Virgo.

Virgo

Libra

Libra está asociado a plenitud de energía fresca, lo que marca la búsqueda de interiores basados en el color verde jade.

Libra

Escorpio

Extrema, malhumorada y apasionada: los intensos sentimientos de un Escorpio seguramente se intensificarán en una habitación de color rojo rubí.

Escorpio

Sagitario

Al igual que Cáncer, los interiores púrpuras ricos en tonos gema se alinean con la vitalidad, el optimismo y la sensación de libertad del arquero de las estrellas.

Sagitario

Capricornio

La naturaleza estable y confiable de Capricornio se puede asociar fácilmente con interiores de zafiros tintados. Como tomar riesgos no es lo que más le gusta a un Capricornio, aléjate de los azules intensos.

Capricornio

Acuario

Un signo del agua como Acuario debe ir este 2018 hacia aguas profundas con ricos tonos de aguamarina. La naturaleza intelectual y altruista de este signo combina rápidamente con un azul profundo y firme.

Acuario

Piscis

Perceptivo y sensible, Piscis merece vivir en un espacio en el que se pueda sentir a gusto tal y como se encuentren sus sentimientos. Un tono verde gema coincide con las profundas aguas emocionales con las que aparece este signo.

Piscis

Suelo radiante o radiadores: las claves para elegir la calefacción en tu casa

Si estás pensando en reformar tu casa, es buen momento para plantearse la forma en que queremos que llegue el calor. La ventaja del suelo radiante es que es invisible, ya que se integra en el suelo. Los radiadores, sin embargo, quedan a la vista. Para poder elegir, hay que estudiarlos en relación con varios factores, como el clima, el grado de ocupación de la casa, la superficie, el aislamiento y, sobre todo, el tipo de generador que proveerá del agua caliente.

La primera diferencia es que el suelo radiante trabaja con agua a baja temperatura y que los radiadores, en cambio lo hacen con temperaturas más elevadas. Pero…, ¿cómo afecta esto a la elección entre suelo radiante o radiadores?

Antes de elegir entre suelo radiante o radiadores, revisa estos puntos:

Aislamiento: la casa tiene que estar aislada térmicamente para que la calefacción por suelo radiante o radiadores sea eficiente.

Generador térmico: puede ser de alta o baja temperatura, lo que a priori condiciona el sistema a elegir. Lo mismo pasa con la fuente de energía. El gas, por ejemplo, es apto para los dos sistemas, pero la biomasa o la aerotermia funciona mejor con suelo radiante.

Clima: Un punto que es crucial en la elección. Los climas fríos y estables son los más indicados para un sistema de suelo radiante porque al tener inercia térmica permiten que el calor siga emitiéndose varias horas, aunque el sistema se apague. Esta característica se convierte en una desventaja en climas templados con temperaturas inestables a lo largo del día, donde un sistema de radiadores sería más apropiado, debido a su carácter puntual.

Grado de ocupación de la casa: Si estás todo el día fuera de casa, no te convendrá un sistema de suelo radiante por agua, ya que estarás consumiendo energía que no disfrutas. La calefacción por suelo radiante no está pensada para apagar y encender repetidamente. En estas situaciones, quizás te interesa un sistema de radiadores de agua que se calientan rápidamente y que puedes hacer que entren en funcionamiento un par de horas antes de llegar a casa.

¿Cómo funciona el suelo radiante por agua?

El agua circula por una tubería de polietileno reticulado que se instala sobre un panel aislante siguiendo el trazado de un circuito.

La instalación se completa vertiendo una capa de mortero de unos 5 cm sobre la tubería. Esta capa es la que acumula el calor, que luego se transmitirá al pavimento. Como ventaja agregada, obtienes un aislamiento térmico-acústico extra sobre el forjado. Como desventaja, habrá que levantar todo el suelo, por lo que convendrá hacerlo en reformas integrales u obra nueva.

Si hay problemas de sobrecarga o no hay altura suficiente –con este sistema se necesita engrosar el suelo entre 5 y 8 cm más– se puede optar por un sistema de suelo radiante de espesor reducido. Los que incorporan difusores de aluminio son muy apropiados para pavimentos de madera.

En la fotos superior puedes ver un detalle de suelo radiante que en tan solo 15 mm de espesor aloja panel, tuberías y mortero. Es resistente y la única diferencia es que tiene menos inercia térmica, lo que en muchos casos puede ser una ventaja. Por eso, siempre conviene asesorarse antes de decidir.

¿Es el suelo radiante por agua es el sistema más eficiente?

Sí. ¿Por qué? Porque trabaja con temperaturas de agua más bajas. De 35 a 45ºC, con el consiguiente ahorro de energía, debido a la menor diferencia de temperatura a cubrir entre el generador y el emisor. De hecho, ahí radica su mayor ventaja: que se calcula para una temperatura ambiente dos grados menor que la que necesitan los radiadores. Por tanto a 7% de ahorro por grado, tenemos de 10 a 14% menos de gasto en el consumo.

Trabajando a baja temperatura es posible usar generadores de gran rendimiento, como las calderas de condensación a gas o las bombas de calor aire-agua y combinar su funcionamiento con placas solares térmicas.
La mayor ventaja del suelo radiante por agua es que el calor no se pierde en el techo, sino que se aprovecha en la franja donde nos movemos.

Ventajas del suelo radiante por agua

Permite una distribución homogénea del calor por radiación en todos los puntos de la casa, lo que a su vez evita corrientes de aire y polvo. El ambiente se mantiene limpio y saludable. A nivel estético, y como es invisible, da una completa libertad de distribución del mobiliario. Es ideal para ambientes amplios intercomunicados y espacios de doble altura.

Desventajas del suelo radiante por agua

La instalación inicial es, como mínimo, el doble de cara que una de radiadores. Aunque se pueden usar todo tipo de pavimentos, los que mejor se comportan son los materiales conductores, como la piedra o la baldosa porcelánica.

¿Cómo funcionan los radiadores de agua?

No cabe duda que es un sistema muy empleado y fácil de acoplar en cualquier casa. Su funcionamiento y puesta en obra son sencillos, ya que se necesita un generador térmico, generalmente una caldera a gas mural, que también abastece de agua caliente sanitaria a la casa, un circuito cerrado de tuberías de agua y los radiadores, debidamente distribuidos por la vivienda.

La diferencia fundamental con el suelo radiante es que, la caldera tiene que funcionar a 70ºC. Y esta es una desventaja si recordamos que cuanto menor sea la temperatura de trabajo del agua, más se mejora la eficiencia energética del sistema y por lo tanto mayor es el ahorro en calefacción.

Ventajas de los radiadores

Emiten el calor rápidamente, por lo que son ideales para horas puntuales del día. Tienen un precio económico y la instalación de las tuberías puede hacerse incluso, vista y superfcicial, en obras de reforma. Para que funcionen mejor se recomienda que se instalen en las paredes más frías de la habitación y especialmente debajo de las ventanas. Las válvulas termostáticas y los termostatos de ambiente serán fundamentales para regular la temperatura. No hay limitaciones en la elección del pavimento.

Desventajas de los radiadores

Calientan principalmente por convección del aire, lo que hace que el calor suba y se deposite en el techo, el calor no es homogéneo en toda la habitación sino puntual. Producen polvo, resecan el ambiente y limitan la distribución del mobiliario.

¿Es buena idea instalar radiadores a baja temperatura?

Funcionan con temperaturas de impulsión más bajas y con intercambiadores de calor ubicados en su interior. La diferencia radica en que pueden trabajar con generadores eficientes, como la caldera de condensación o la bomba de calor aire-agua, lo que aumenta el rendimiento de la instalación y baja el consumo energético.

Los radiadores a baja temperatura se caracterizan por tener una gran superficie de intercambio y el menor contenido de agua posible, lo que hace que sean más rápidos que los convencionales en emitir calor o en dejar de hacerlo, lo que viene muy bien, por ejemplo, cuando en el ambiente se recibe un aporte de calor por la ventana y la calefacción no es necesaria. Tienen una estética más depurada, con frentes de chapa lisos.

En este grupo de mayor eficiencia también se encuentran los radiadores de alto rendimiento y los ventiloconvectores, que también pueden dar aire frío.

Conclusión

Analiza todos estos factores antes de elegir entre suelo radiante o radiadores. No conviene solo guiarse por la inversión inicial. También tendrás que ver lo que gastas en el consumo y la posibilidad de compensar las facturas con el uso gratuito de la energía solar.

 

Autor: houzz

Paredes de pladur o ladrillo. ¿Cuál elegir en tus reformas?

En la reforma de una vivienda o en el cambio de distribución en una vivienda donde tenemos que construir tabiques, suele existir la duda de si éstos se realizan con ladrillo, al estilo tradicional, o se realizan con pladur, también llamado “tabiquería en seco”.

No existe una norma generalizada como para decantarse por uno u otro procedimiento, aunque si que es cierto que podemos estudiar las ventajas y las desventajas:

El pladur viene en planchas de dimensiones grandes, por lo que cada viaje cargados que hacemos, trasladamos mayor cantidad de pared, necesitando realizar más viajes trasportando ladrillo, para conseguir la misma longitud de pared. Esto lo podemos trasladar a tiempo empleado y ya sabemos que a mayor tiempo, mayor coste en mano de obra. Este ejemplo no sería válido si tuviéramos que realizar una reforma en un 8º piso, por ejemplo, con un ascensor pequeño donde no caben las planchas y además con escaleras estrechas y poco espaciosas, por ello, insistir en que no existe una norma generalizada, sino que, en ocasiones, es adaptarnos a lo que la obra nos pide.

Si nos decantásemos por realizar los tabiques con ladrillo, tenemos que tener en cuenta que generamos más restos de material y cemento, que en ocasiones, hay que picar para poder retirarlo,  en este caso, es muy importante trasladar antes de su secado el escombro al contenedor, y trabajaremos más desahogados también.

La construcción de tabiques con pladur minimiza el efecto obra, reduciendo ruidos y escombros como hemos comentado anteriormente. Aunque las planchas de pladur sean un poco más caras, queda rápidamente amortizado por la rapidez con la que se ejecuta la obra por un lado, y por otro, mencionar que el pladur queda prácticamente preparado para poder pintar, mientras que en el tabique de ladrillo hay que aplicar yeso, teniendo que esperar incluso varios días para el secado; puede que haya que realizar algún trabajo de lijado y emplastecido para que quede perfecto y aplicar la pintura. La consistencia del tabique de pladur va a depender fundamentalmente de la calidad de la plancha y de la perfilería empleada en sus grosores y cantidades correctas.

Una de las desventajas de la pared de pladur es cuando existe la necesidad de colgar muebles, en cuyo caso, o tenemos muy claro dónde van y reforzamos esa zona, o mejor construirlo con ladrillo. En paredes expuestas a la humedad, como es en baños y cocinas, hay que utilizar pladur con características especiales.

El pladur no solo se utiliza en paredes, sino que también se utiliza para la instalación de techos continuos y de otros tipos, todo ello nos aporta facilidad para canalizar las instalaciones eléctricas y de fontanería entre otras.

Consideramos que pueden existir más diferencias aún, pero esto nos puede servir a modo de resúmen.

Aislar una vivienda cuando se hace la reforma

Cuando realizamos lareforma de una vivienda una de las primeras cosas en las que tenemos que pensar,  es en el aislamiento, no sólo térmico, sino acústico, también. Entendemos que la vivienda, ya tiene realizadas las cámaras de aislamiento en las paredes  perimetrales  y cubierta con el correspondiente relleno de poliestireno, lana de roca (compuesto fundamentálmente por roca volcánica), productos inyectados, etc…  Una vez estamos seguros de esto, los puntos más frágiles que nos quedan son las ventanas y las puertas.

Hasta hace un tiempo lo más utilizado para el aislamiento de puertas y ventanas ha sido el aluminio, aunque hay que tener en cuenta que es un metal transmisor. Para ello, se desarrolló el sistema de rotura de puente térmico  RPT y el doble acristalamiento, que supuso un gran avance en este campo. El puente térmico es, principalmente, la transmisión de frío o de calor por el tipo de metal que es, o por el grosor de éste. Se trata de romper esa transmisión consiguiendo que la cara exterior y la cara interior del aluminio, no estén en contacto. Para ello, se inserta dentro del aluminio un perfil no conductor, compuesto por poliamida y fibra de vidrio y que separa ambas caras.

Contamos también con puertas y ventanas de PVC ( no conductor), que han estado hace años un poco apartadas porque las que realmente cumplían con una buena calidad y garantía, tenían un precio elevado. Actuálmente, esto ha cambiado. El aislamiento térmico que se consigue,  es rentable. Son duraderas, resistentes, de fácil mantenimiento, se le puede colocar doble o triple acristalamiento según las necesidades y se consigue evitar que se nos escape el calor y nos entre frío. Es importante mencionar que la fabricación de PVC tiene menores niveles de contaminación que las de aluminio, por ejemplo.

Reformar un piso para alquilar

Actualmente, las personas que son propietarias de un piso para alquilar, pueden estar pensando en hacer una reforma de su vivienda antes de ponerlo en alquiler para adaptarlo a la demanda actual del mercado dependiendo de a quien esté destinada la vivienda como estudiantes, familias o parejas jóvenes.

En cuanto a la zona donde se encuentra el piso no podemos hacer nada, salvo que lo vendamos y nos compremos otro más o menos céntrico, pero en cuanto a dotarle de buenas prestaciones y conseguir que sea cálido y acogedor, si que estamos prácticamente obligados, si queremos tener un precio de arrendamiento acorde y mantenerlo en el tiempo.

Para ello, es bueno dar un repaso por toda la vivienda para conocer, de las cosas fundamentales, cuáles se necesitan. Los puntos que relacionamos a continuación, se podrían tener en cuenta en caso de que les haga falta:

  • Revestido interior de armarios de dormitorios, dotándoles con zona de maletero, cajonera, barra para perchas, estantes, y si nos cabe, un zapatero. Los frentes de armario, si es necesario, los barnizamos o lacamos, así como las puertas de paso.
  • Si la vivienda dispone de dos baños, y en los dos nos han instalado bañera, sería bueno, cambiar una de ellas por un plato de ducha cómodo y amplio. Si vienen con lavabo y pedestal, lo cambiamos por un mueble que puede ser al suelo o suspendido, pero que sirvan de zona de almacenamiento en el baño. Revisamos los sanitarios, y si las tapas están un poco amarillentas, las cambiamos. Podemos cambiar también la teleducha.
  • Aplicamos una mano de pintura a todas las paredes y techos.
  • Si hay tarima flotante, revisamos por si hay que cambiar alguna lama, y también revisamos los rodapiés, fijándonos especialmente en las esquinas; si estuvieran golpeados, los cambiamos. Si es parquet, observamos si es necesario acuchillar y barnizar.
  • Comprobamos la iluminación, y cambiamos alguna bombilla si es necesario, o añadimos halógenos-led en falso techo si queremos crear sensación de amplitud.
  • Es conveniente, que la cocina esté con los electrodomésticos, es una señal de que la vivienda está preparada para entrar a vivir. Si requiere un toque moderno, cambiamos tiradores, frentes de puertas o encimera. El monomando de fregadero, no debe gotear.
  • La caldera y radiadores deben funcionar a la perfección.
  • Limpiaremos a fondo las persianas y revisaremos bien el funcionamiento. Si hay alguna lama rota, la sustituimos, y si es el tambor el que no funciona bien, se repara o se sustituye.
  • Comprobamos que las ventanas funcionan perfectamente.
  • Si los interruptores o enchufes están envejecidos o amarillentos, intentaremos limpiarlos, y si no lo conseguimos, los cambiaremos por unos nuevos.
  • Si la vivienda, en principio, está sin amueblar, no nos gastaremos dinero de momento, puesto que hay personas que quieren alquilar la vivienda y ellos ya tienen muebles. Siempre hay tiempo para amueblarlo. Eso sí, el mobiliario no debe ser de una calidad baja, sino de una estética llamativa y de una calidad, resistente.

Estos serían algunos de los puntos básicos, pero en función del nivel de la vivienda, de la situación y del precio que tengamos pensado poner de alquiler, podríamos hacer alguna reforma más importante, e incluso, dotarle de más instalaciones, alarma o algunas otras cosas.

Cómo reformar una vivienda para que sea más luminosa

Existen muchos factores para que una casa no sea luminosa. Puede ser una vivienda baja o contar con ventanas pequeñas, la orientación también resulta un factor determinante en este sentido. No cabe duda de que una vivienda con poca luz natural, resulta más lúgubre y triste. Pero, si es el caso de tu hogar debes saber que puedes incorporar varias soluciones para acabar con este problema. 

Cuando no disponemos de demasiada luz natural, es importante acabar con las barreras. Las paredes crean sombras y hacen que las estancias sean menos luminosas. En estos casos, los espacios abiertos nos ayudan a generar sensación de amplitud y también a incrementar la luminosidad interior. Es cierto que son muchos los usuarios que no quieren tener en un mismo espacio la cocina y el salón. Pero, siempre podemos eliminar la pared y sustituirla por una de vidrio o puertas correderas con este mismo material.

Muchas veces, tenemos una estancia de la casa que resulta poco luminosa y otra donde la luminosidad es excesiva. En este caso podemos cambiar sus usos, ubicando la sala de estar en la estancia más luminosa y el dormitorio en la otra. Pasamos mucho tiempo en la habitación, pero generalmente lo hacemos durmiendo a oscuras.

Siempre que sea posible, podemos plantearnos la posibilidad de aumentar el hueco de las ventanas. En este punto conviene tener en cuenta que de la altura y la anchura de las mismas dependerá la cantidad de luz que penetra en la estancia. Además, puestos a cambiar las ventanas siempre resulta interesante apostar por algún modelo más moderno y eficiente.

Otra posibilidad es la apertura de claraboyas y ventanas en el tejado. Aportan mucha luz y durante más tiempo, ya que la posición horizontal de las cubiertas hace que haya menos sombras. Esta es una buena medida para aprovechar los techos bajos.

Aunque pueda parecer una cuestión menor, pintar las paredes en colores claros nos ayudará a generar sensación de amplitud y luminosidad. Por este motivo, si nuestra casa no cuenta con bastante luz, lo más adecuado será pintarla de blanco. Esto tiene una explicación muy sencilla, el blanco es un color que refleja la luz, mientras que los tonos más oscuros la absorben.

 

4 maneras de aprovechar al máximo el balcón

Independientemente del tamaño de tu balcón, puedes poner unas soluciones de almacenaje prácticas que te permitan dejar espacio libre para descansar y divertirte. Se trata de conseguir armonía en casa, y nosotros te damos 4 ideas para que puedas encontrar el equilibrio perfecto.

Collage de tres maneras diferentes de almacenar las cosas en el balcón.

Collage de tres maneras diferentes de almacenar las cosas en el balcón.

Collage de tres maneras diferentes de almacenar las cosas en el balcón.

La colada es una tarea doméstica bastante engorrosa. ¿No te has planteado hacerla en el balcón? Pon una combinación de soluciones de almacenaje abiertas y cerradas para poder tenerlo todo en un mismo espacio. Pon un armario con cerradura para guardar los productos inflamables y tóxicos. Pon también un tablero con colgadores para colgar todo el material que necesitas para hacer arreglos en la ropa (costurero, botones, rodillos quitapelusas, etc.). Pon también algunas cajas impermeables resistentes, un cesto para la ropa sucia, y un tendedero (que es una solución mucho más sostenible que una secadora…) que se pueda colgar en la pared cuando no lo utilizas.

Con un tablero con colgadores, una solución de almacenaje y unos ganchos de pared puedes montar un lavadero en el balcón.

¿Para qué sirve un balcón, si no es para descansar? Es un lugar perfecto para descansar y divertirse, así que intenta poner muebles bonitos que también sirvan para guardar cosas. En estos cómodos bancos puedes guardar los cojines, almohadas, colchas, etc. cuando no los utilices.

Rincón de descanso acogedor en un balcón, con artículos textiles y una guirnalda de luces.

Dispondrás de espacio suficiente para guardar el material de deporte, etc. Aprovecha el espacio de las paredes. En vez de tener la bicicleta en el suelo, cuélgala para que no estorbe tanto. Las estanterías van muy bien para tener ordenados los artículos pequeños, sobre todo para apilar cajas transparentes (para ver fácilmente su contenido) con herramientas, accesorios, etc. Protege el material de deporte y las llantas de la bici del sol guardándolos en cajas negras. Si lo guardas todo en un extremo del balcón, dispondrás de espacio libre para hacer otras actividades.

Espacio de almacenaje para artículos de exterior al final de un balcón.

¿Te apetece cocinar fuera? Es tan relajante… Monta una cocina en el balcón para preparar batidos o guardar las conservas en invierno. Los carritos tienen una superficie ideal para preparar los alimentos y espacio debajo para meter los cubos de basura; y el armario con puertas protege los alimentos del sol. También puedes guardar en él los servicios de mesa para no tener que dar tantos viajes a la cocina. Y si quieres ahorrar aún más espacio, pon un cesto colgante de varios niveles para las frutas y verduras; verás que queda muy bonito, se puede utilizar al aire libre, y es muy fácil de transportar de la cocina al balcón. Y, por último, no olvides montar una zona para poder sentarte y disfrutar de la comida.

Un carrito, un armario y una mesa pequeña son suficientes para poder comer cómodamente en el balcón.

 

¿POR QUÉ UTILIZAR CONTENEDORES DE OBRA?

Después de realizar una rehabilitación o reforma no sólo es necesaria una limpieza de obra, para eliminar todo el polvo y suciedad resultante de la misma. También será necesario deshacerse de todos aquellos trastos y muebles que ya no quieras utilizar y los escombros resultantes de la obra.

Y te preguntarás, ¿por qué emplear los servicios de una empresa de contenedores de obra?

Pues la respuesta a esta pregunta, es clara. Se trata de la solución más práctica para deshacerte de los escombros si estás pensando en hacer una reforma en tu hogar (ofrece grandes ventajas para la carga de materiales y te permite olvidarte de este inconveniente en tu obra por completo), además evitarás muchos problemas de cara a las autoridades y contribuirás a una eliminación responsable de este tipo de residuos.

contenedores de obra

Pero, veamos más en detalle estos motivos y por qué un contenedor de obra es la mejor solución para deshacerte de los escombros de las reformas que se lleven a cabo en tu vivienda.

  • Los contenedores de escombros son más prácticos que los sacos de obra en grandes reformas y obviamente cuentan con un mayor volumen de carga y resistencia.
  • Aunque la reforma no tenga unas grandes dimensiones, lo más indicado siempre será que consultes y contrates el alquiler de contenedores de obra, independientemente de la cantidad de deshechos que vayas a causar a raíz de la reforma ya que hay que tener en cuenta que muchos de los residuos que se tiran en las obras, además de ser abundantes, cuentan con un tamaño lo suficientemente grande como para no poder tirarlos como basura normal.
  • Algo que mucha gente no tiene en cuenta a la hora de deshacerse de los escombros, muebles y otros residuos resultantes de la reforma, es que no pueden tirarse sin más en la calle, ya que la multa puede ser grande. Este tipo de residuos son considerados técnicamente como Residuos de Construcción y Demolición (RCD) y el Ayuntamiento pertinente determinará la forma correcta en la que deben ser tratados en cada localidad – municipio.

¿CÓMO LLEVAR A CABO EL ALQUILER DE CONTENEDORES DE OBRAS?

Para poder solicitar el alquiler de un contenedor de obras, necesitas:

  • Consultar y solicitar una serie de permisos a fin de poder depositar el contenedor en una zona vial pública. Generalmente, tendrás que acudir a tu ayuntamiento para solicitar las licencias oportunas, aunque hay empresas que se pueden encargar de este trámite por ti. Al respecto, un detalle que puede serte de utilidad es el hecho, de que habitualmente se permite su mantenimiento en la vía pública durante 4 días.
  • Solicitar asesoramiento de los profesionales sobre las dimensiones idóneas del contenedor o contenedores necesarios para la obra, teniendo siempre en cuenta la normativa acerca de materias de pesos en transporte (por ejemplo, no se utilizan contenedores grandes para el transporte de hormigón o tierra).
  • Encontrar un contenedor indicado para esta clase de reforma y la empresa idónea que preste el servicio en las condiciones más convenientes en cada caso.
  • Solicitar presupuesto a un proveedor de confianza buscando siempre las mejores condiciones posibles para la contratación de contenedores de obra
  • Realizar la contratación del contenedor o contenedores de escombros según proceda y pactar las condiciones con la empresa elegida en función de la duración de la obra y la cantidad de escombros de los que haya que deshacerse (como por ejemplo, el transporte del contenedor, cuándo y cómo depositan o retiran el contenedor).

contenedores de obra

Como ves los trámites necesarios para conseguir un contenedor para las obras no son muchos, ni tampoco complicados, pero debes tener en cuenta los aspectos descritos previamente a fin de alquilar aquel que mejor se adapte a tus necesidades y las de la reforma.

Cierre de estribos ¿en la cara superior o en la inferior de la viga? Esa es la cuestión

En el post de hoy vamos a tratar un tema, quizás un poco descuidado a la hora de montar la ferralla. ¿Dónde se debe realizar el cierre de estribos? ¿En la cara superior o inferior de la viga?

 

Sabemos que los estribos abrazan las armaduras longitudinales del elemento donde se encuentran y que aparte de mejorar su resistencia a cortante, en elementos comprimidos produce una mejora notable de su resistencia a compresión debido al efecto de zunchado que producen.

Ahora bien, todo lo anterior se consigue, siempre y cuando el estribo, que inicialmente es una barra recta que se va plegando para acomodarse en la sección transversal, ancle correctamente.

En efecto, la barra del estribo es continua, pero cuando terminan los doblados, una de las esquinas es el encuentro de ambos extremos de la barra inicialmente recta y ese remate hay que realizarlo correctamente.

Las disposiciones normalmente adoptadas se indican a continuación:

En la figura izquierda, el cierre se realiza formando un gancho con la barra que conforma el estribo, a 45º respecto a su directriz. En este caso, la longitud L3 será la mayor de 5 veces el diámetro del estribo o bien 5 cm. Normalmente para estribos de 6-8 mm de diámetro, prevalecerá el mínimo de 5 cm.

En la figura derecha, el cierre se realiza manteniendo el ángulo de la barra a 90º cuando rodea a la armadura longitudinal. En este caso, la longitud L3 será la mayor de 10 veces el diámetro del estribo o bien 7 cm. En este caso para estribos por ejemplo de 8 mm de diámetro, iremos a una patilla de 8 cm.

Ahora bien, visto lo anterior ¿donde se realiza este anclaje en una viga? ¿En la cara de arriba o en la de abajo?

Pues la respuesta es sencilla, el anclaje hay que realizarlo en la zona comprimida… Y ahora que levante la mano el que tenga esto en cuenta en todo lo largo de la directriz de la viga.

Normalmente, es práctica constructiva o bien disponer dichos anclajes en la parte superior de la viga, o bien no fijarse mucho y ponerlos como caigan (que también pasa).

Lo que sí es cierto es que en una encuesta que hemos realizado en Estructurando a otros compañeros, nadie se va fijando cómo varian las tracciones a lo largo de la viga para ir poniendo los cierres arriba o abajo.

Por tanto si tuvieramos que poner, por simplicidad constructiva, todos los estribos hacia un lado…¿Cual cogeríamos? Razonemos un poco…

Si se trata de una viga biapoyada, como puede ser una viga isostática de un puente sin continuidad o una nave de hormigón prefabricada con elementos biapoyados, ante cargas gravitatorias, las compresiones estarán en la parte superior de la viga, por lo que en efecto será buena práctica constructiva disponer los cierres en la cara superior.

Pero si nos vamos al ámbito de la edificación, es muy común que las vigas tengan continuidad a su paso por los pilares, presentando en dichas zonas flexión negativa, es decir, tracciones en su cara superior y en vano lo contrario, flexión positiva, es decir, compresiones en su cara superior. En este caso, si tuvieramos que elegir entre cara de arriba o de abajo, en mi opinión habría que disponer los cierres en la cara inferior de la viga ya que sobre pilares, la cara superior de la viga será la traccionada. Y preguntareis: y en centro de vano ¿qué? La respuesta es muy sencilla: normalmente el cortante en centro de vano es ínfimo e irá por cuantía mínima y equivocarnos en esta zona no tendrá mucha importancia (salvo excepciones, claro).

Espero os haya gustado y os haya dado que pensar.