5 ideas para reformar una cocina

5 ideas para reformar una cocina

Una de las estancias más importantes de la casa es la cocina. Es el lugar en el que cocinamos, guardamos los alimentos y, generalmente, también los consumimos. Por ese motivo, si te estás planteando hacer una reforma en la cocina, debes pensar bien qué quieres hacer, cuánto te quieres (o puedes) gastar y qué posibilidades tiene el espacio del que dispones.

Para ayudarte a definir cómo quieres que sea el resultado final de la reforma, vamos a centrarnos en los aspectos más importantes a tener en cuenta y te vamos a dar 5 ideas para reformar una cocina.

ESPACIO DE TRABAJO

El llamado “triángulo de trabajo” es un aspecto clave en cualquier cocina. Se refiere a las tres zonas en las que se suele dividir esta estancia, es decir, el espacio donde cocinamos, la zona en la que guardamos los alimentos (frigorífico y despensa) y el fregadero. Si este triángulo está bien distribuido y no hay elementos que nos dificulten trabajar en estos espacios, lograremos ganar tiempo, comodidad y eficiencia en nuestra cocina.

ENCIMERA

Existen diferentes tipos de materiales empleados en las encimeras, aunque los más habituales son el mármol y el granito. El primero es más delicado y más caro, así que lo más práctico es optar por el granito, más resistente y económico. Como alternativa a ambos, destacan la madera y el cuarzo compacto o Silestone, un material que actualmente está muy de moda. Elijamos el material que elijamos, lo más recomendable es que la encimera tenga el canto redondeado, ya que tiene mayor durabilidad.

ALMACENAMIENTO

Tener la cocina ordenada es un aspecto básico para conseguir que sea una estancia agradable, aunque no siempre es fácil. La gran cantidad de utensilios que manejamos en ella requieren de armarios y estanterías suficientes para poder guardarlos, por lo que es importante que busquemos la máxima eficiencia en este aspecto. Una buena solución en el caso de que nuestra cocina sea pequeña es colgar parte de la vajilla en la pared. Si no te convence la idea, procura aprovechar al máximo el espacio utilizando cajones interiores.

ILUMINACIÓN

La iluminación es un aspecto fundamental en una cocina. No solo por motivos estéticos, sino también prácticos, ya que a la hora de cocinar o de preparar una receta necesitamos contar con luz suficiente para evitar accidentes. Lo primero a tener en cuenta es saber con qué iluminación natural contamos para tratar de sacarle el máximo provecho. A partir de ahí, decide qué partes te interesa que reciban mayor luz (la mesa, la encimera, el fregadero, las placas…) y procura elegir luces de bajo consumo.

SUELOS, AZULEJOS Y FONTANERÍA

El suelo de una cocina debe ser resistente y fácil de limpiar, ya que es posiblemente el lugar de la casa que más se ensucia y el que sufre mayor desgaste. Elegir un material no es sencillo dada la infinidad de posibilidades que existen, pero uno de los más recomendados es el gres porcelánico por ser antideslizante y fácil de limpiar. Este material también nos puede servir para los azulejos, aunque también podemos optar por otros como el gresite, el vinilo o la cerámica. Todo dependerá de nuestros gustos y de que el motivo y el color combinen con el resto de la cocina. Por último, es recomendable que aproveches la reforma para revisar la instalación de tuberías, sobre todo si tienen más de 20 años.


Si estás pensando en cambiar tu cocina te recordamos que en Reformas La Sirenita, tu empresa de reformas en Madrid, estamos a tu disposición para ofrecerte la mejor solución adaptada a tus necesidades. No dudes en consultarnos, resolveremos cualquier duda que tengas.

solicitar ayudas para reformar una vivienda

¿Puedo solicitar ayudas para reformar una vivienda?

Si te estás planteando hacer obras en casa y cuadrar el presupuesto te está provocando más de un dolor de cabeza, debes saber que puedes solicitar ayudas para reformar una vivienda. Concretamente, el Ministerio de Fomento puso en marcha el Plan Estatal 2013-2016 para la rehabilitación de edificios y la regeneración y renovación urbanas, en el que ha invertido 418 millones de euros.

Estas ayudas están gestionadas por las Comunidades Autónomas y, para solicitarlas, los interesados deberán dirigirse a ellas. ¿En qué consisten estas subvenciones? Existen cuatro programas dependiendo del tipo de intervención:

  • Programa de fomento de la rehabilitación edificatoria: incluye ayudas para rehabilitar edificios e instalaciones para mejorar su conservación, eficiencia energética y accesibilidad. Los inmuebles deben ser edificios residenciales colectivos anteriores a 1981 en los que el 70% de la superficie construida sea de uso residencial y que el 70% de las viviendas sean el domicilio habitual de sus propietarios o arrendatarios. Las ayudas serán de hasta 11.000 euros, aunque no podrán superar el 35% del presupuesto.
  • Programa de fomento de la regeneración y renovación urbanas: está dirigido a la rehabilitación en edificios y viviendas, urbanización de espacios públicos y edificación en sustitución de edificios demolidos. Se otorgarán hasta 30.000 euros por vivienda construida en sustitución de otra previamente demolida y hasta 11.000 euros por cada vivienda rehabilitada, además de otras subvenciones menores dependiendo de otros conceptos. En cualquier caso, la cuantía máxima no podrá superar el 35% del coste subvencionable de la actuación.
  • Programa de apoyo a la implantación del Informe de evaluación de los edificios: estas ayudas pretenden impulsar dicho Informe, que incluye aspectos como la accesibilidad, la eficiencia energética y el estado de conservación de los edificios. La cantidad máxima en este caso será de 20 euros por vivienda y de 20 euros por cada 100 metros cuadrados de superficie de local. El límite será de 500 euros por edificio y del 50% del coste del informe por edificio.
  • Programa para el fomento de ciudades sostenibles y competitivas: este programa busca financiar proyectos de mejora en barrios, centros y casos históricos y renovar áreas funcionalmente obsoletas. Los supuestos son los mismos que en el caso del Programa de fomento de la regeneración y renovación urbanas, aunque la cuantía máxima se eleva hasta el 40% del coste subvencionable de la actuación.

Estos son, a grandes rasgos, los 4 programas que incluye el plan Estatal 2013-2016, aunque si quieres más información puedes visitar la web del Ministerio de Fomento. Como habíamos comentado, las ayudas están gestionadas por las Comunidades Autónomas, por lo que también sería interesante visitar el portal habilitado por la Comunidad de Madrid al respecto.

Consejos para reformar un piso en alquiler

Consejos para reformar un piso en alquiler

Si estás pensando en poner un piso en alquiler, o si no consigues que nadie se interese por él, quizá tengas que plantearte realizar una reforma para que resulte más atractivo. Piensa en tu inquilino y ponte en su lugar: a nadie le gusta vivir en un piso que mantiene una decoración de los años 60, que lleva años sin pintarse o que tiene el parquet levantado.

La cuestión es tomárselo como una inversión. Cuanto más atractivo sea tu piso, más fácil te resultará alquilarlo y más estarán dispuestos a pagar tus posibles inquilinos, ya que en el fondo la vivienda ganará valor. Una vez que tienes decidido emprender una reforma es el momento de hacerte preguntas como ¿cuánto me quiero gastar?, ¿qué quiero reformar exactamente?, ¿me compensa amueblar el piso o es mejor dejarlo sin amueblar?

Para responder a estas y otras preguntas te proponemos una serie de pautas que te serán muy útiles.

CONSEJOS PARA REFORMAR UN PISO EN ALQUILER

TEN CLARAS LAS CARACTERÍSTICAS DE TU PISO

Lo primero que tienes que tener claro es cómo es el piso que vas a alquilar. No es lo mismo uno que esté en el centro de una ciudad que uno que esté a las afueras o que otro que se sitúe en un pueblo. Además de la situación, también es importante tener en cuenta otras características como el tamaño, la altura (si es un 1º, un 5º…), el número de habitaciones, si tiene o no ascensor, etc.

DECIDE QUÉ PERFIL DEBE TENER TU INQUILINO

Tienes que tener claro también qué tipo de persona te interesa que alquile tu piso, para lo cual es muy importante el paso anterior. Del perfil del inquilino van a depender también aspectos como el presupuesto o la decisión de dejarlo amueblado o no. Por poner un ejemplo, si el perfil de tu inquilino es el de un estudiante, probablemente necesites dejar la vivienda ya amueblada.

QUÉ PRESUPUESTO MANEJAS

Puede parecer una obviedad, pero es fundamental saber lo que te puedes gastar en la reforma y buscar un presupuesto que se ajuste a tus posibilidades. De nada te servirá empezar a tirar tabiques o a levantar el suelo si después de unas semanas tienes que dejarlo a medias porque no puedes pagar toda la obra o no te va a compensar el gasto.

SACA PARTIDO A LO QUE YA TIENES

Reformar un piso no tiene por qué significar tirarlo todo abajo y hacerlo todo nuevo. Trata de buscar los puntos fuertes de la vivienda para mantenerlos y así evitarte gastos innecesarios. Quizá esa habitación que parece tan desactualizada solo necesite una mano de pintura y un cambio en la disposición de los muebles para ganar en atractivo.

CUIDA LA COCINA Y LOS BAÑOS

Se trata de espacios especiales dentro de la casa. No en vano, la cocina es el lugar en el que preparamos y conservamos los alimentos, mientras que el baño es el espacio dedicado a la higiene personal. Además, ambas estancias son las que más tienden a ensuciarse y estropearse con su uso. Por estos motivos, es fundamental que se note que son nuevos y que transmitan una sensación de limpieza y confort.


Antes de empezar con la reforma del piso analiza bien cada uno de estos puntos y ten claro lo que quieres hacer y lo que no. Una vez que hayas tomado tu decisión, contacta con una empresa de reformas y valora el tipo de materiales y el presupuesto que te ofrece para elegir la mejor opción. Te recordamos que en reformas La Sirenita resolveremos todas tus dudas y te ofreceremos la mejor solución para reformar un piso.

8 Consejos para planificar una reforma en oficinas

8 Consejos para planificar una reforma en oficinas

Como la mayoría de reformas, independientemente del sitio donde se hagan, la reforma de una oficina puede suponer una labor tediosa y estresante. No obstante, es casi seguro que cualquier empresa a lo largo de su trayectoria laboral necesite una modificación en su espacio de trabajo, con todo lo que ello conlleva. Independientemente de que esta reforma se lleve a cabo por sectores, por pequeños trabajos o incluso por la noche, aquí te dejamos 8 consejos para planificar una reforma en oficinas.

Ten claro el tipo de reforma que quieres realizar.

Este es el principal consejo que te damos. Debes tener bien claro todas las modificaciones que quieres realizar y, sobre todo, evaluar diferentes opciones. ¿Por qué? Muy sencillo. En ocasiones, una reforma parcial de tu oficina (realizar obras sueltas) puede suponer un gasto proporcionalmente mayor al de una reforma integral, por lo que debes sopesar si esa reforma integral te compensa o no.

Verifica el estado de las instalaciones.

Antes de comenzar cualquier tipo de reforma, asegúrate de cómo están las instalaciones de tu oficina y, de necesitar sustituirlas, como se va a hacer.

No dejes de lado la iluminación.

La iluminación en un puesto de trabajo es una parte esencial y, muchas de las veces, estas labores se suelen dejar para el final. Este es un error tan frecuente como desacertado. Es aconsejable que planifiques con antelación las tareas que se van a realizar en cuanto a la iluminación se refiere, ya que, de no hacerlo, podría echar por tierra otras labores que ya se han terminado.

Acuérdate siempre de los pequeños detalles.

Algo tan simple como unos enchufes mal situados puede suponer una molestia para el día a día en tu oficina. Ten siempre en cuenta esos pequeños detalles.

Fija un presupuesto realista.

Esta es una parte delicada a la hora de planificar una reforma. Debes tener siempre en cuenta que en cualquier momento pueden salir imprevistos a los que hacer frente. Por eso mismo, es altamente recomendable que, además de estipular un gasto fijo, marques un 10% a mayores de ese presupuesto para hacer frente a cualquier imprevisto. Además, te aconsejamos que antes de comenzar la reforma, consultes varias empresas y escojas la que mejor se ajuste a tus necesidades.

Reforma integral = empresa integral.

A la hora de realizar planificar una reforma en oficinas, es aconsejable que contrates únicamente a una empresa capaz de llevar a cabo todas las tareas necesarias, aunque esta sea algo más cara. De lo contrario, si contratas varias empresas por separado es posible que existan problemas de coordinación en la reforma.

¿Tienes todos los permisos necesarios?

Esta podría clasificarse como el consejo más importante de todos los anteriores. Si tu reforma puede afectar a la fachada o a elementos estructurales, son necesarios algunos permisos expedidos por el Ayuntamiento de tu localidad. No obstante, te aconsejamos que consultes a un experto o al servicio de información de tu Ayuntamiento, ellos te aclararán todos los permisos necesarios para la reforma de tu oficina.


Después de estos consejos, si todavía tienes alguna duda o simplemente necesitas expertos en reformas de oficinas para realizar reformar, no lo dudes y contacta con Reformas Sirenita. Te ofrecemos las soluciones que mejor encajan con tus necesidades.

4 Razones para sustituir tu bañera por un plato de ducha

4 Razones para sustituir tu bañera por un plato de ducha

Hoy en día una de las reformas que con mayor frecuencia se realizan en los hogares es la sustitución en los cuartos de baño de la bañera por un plato de ducha. Aparentemente puede parecer que esto se realiza por motivos estéticos. Nada más lejos de la realidad. La sustitución de tu bañera puede traer cambios notables en tu cuarto de baño. A continuación, te dejamos 4 razones para sustituir tu bañera por un plato de ducha.

Comodidad y seguridad

Como ya sabréis, la ducha es un elemento bastante incomodo en cuanto a accesibilidad se refiere. El mero hecho de no ser plana supone un peligro importante a la hora de entrar y salir de ella, especialmente si en el hogar hay personas de avanzada edad o personas con dificultades de movilidad. Por esto mismo, son muchas las personas que optan por sustituir la bañera en sus casas, por el mero hecho de prevenir posibles accidentes causados por el difícil acceso de las bañeras.

Aporta sensación de amplitud

Sustituir tu bañera por un plato de ducha es una muy buena forma de darle amplitud a nuestro baño, sobre todo si estamos hablando de baños de pequeñas dimensiones. Una bañera es un elemento que requiere de un espacio bastante considerable dentro de nuestro baño debido a su tamaño. Este cambio, además de aportar una mayor sensación de amplitud como ya hemos dicho, hará que ganemos una mayor cantidad de espacio.

En la mayoría de los casos, con la instalación de un plato de ducha es prácticamente obligatorio la colocación de una mampara. Muchos podréis llegar a pensar que esto supone un gasto de espacio mayor y que la sensación de amplitud de nuestro baño se verá mermada. ¡Error! Colocando unas puertas de la mampara que sean correderas y transparentes, lograremos que nuestra sensación de amplitud no varíe en absoluto.

Instalación Económica

En este caso, cuando hablamos de reforma, debemos cambiar la percepción que tenemos de una obra de gran tamaño y con un presupuesto desorbitado. En este caso no. Sustituir una bañera por un plato de ducha es una reforma sencilla de realizar y muy económica. En pocas horas y con un presupuesto pequeño (todo dependiendo del plato de ducha que quieras poner) podrás tener instalado y listo para utilizar tu plato de ducha.

Ahorro de agua

Está comprobado que el derroche de agua en una bañera es mayor que el producido en un plato de ducha, independientemente de que en la mayoría de las ocasiones las bañeras sean utilizadas como platos de ducha. Por ello, y aunque no sea un beneficio a corto plazo, con la instalación de un plato de ducha lograremos reducir significativamente nuestra factura mensual.


No obstante, si tienes cualquier duda o necesitas expertos para realizar alguna reforma en tu hogar, ya sea en el cuarto de baño o en otra estancia, recuerda que en Reformas Sirenita te ofrecemos las soluciones que más se amoldan a tu problema y estamos siempre a tu disposición.

4 reparaciones sencillas que puedes realizar en casa

4 reparaciones sencillas que puedes realizar en casa

La compra de una casa se ha convertido en una de las inversiones de mayor calibre que seguramente harás a lo largo de tu vida y, como es habitual, esta necesitará de un buen mantenimiento y algunas reparaciones para que, con el paso de los años, luzca como el primer día.

Es muy probable que, las personas que no posean experiencia en el campo de las reformas, se sientan incomodas a la hora de abrir la caja de herramientas y decidan contactar de primeras con algún profesional que les solucione el problema. Antes de hacer eso, deberías indagar un poco. Existen reparaciones que por desgracia se dan con frecuencia en los hogares y que presentan poca o ninguna dificultad. A continuación os dejamos 4 reformas sencillas que puedes realizar en casa para que luzca como el primer día.

Desatascar el desagüe del váter

Por desgracia, y especialmente si no se tiene cuidado con lo que arrojamos por el váter, este tiende a atascarse con bastante facilidad. Existen dos procedimientos que puedes intentar para desatascarlo antes de llamar a un experto. La primera, y como ya os estaréis imaginando es la utilización de un desatascador. En la mayoría de los casos suele ser suficiente para solucionar el problema. No obstante, si el atasco perdura puedes probar utilizando una barrena. Esta herramienta está recomendada para atascos de mayor nivel. Para utilizarla, deberás introducir el extremo de la barrena por el desagüe hasta llegar al sitio donde se encuentra el atasco y empezar a girar la manivela hasta lograr desatascarlo.

Cambiar la palanca del váter

Este tipo de reparaciones es muy frecuente en los hogares y su reparación no es complicada. Para realizarla esta reparación únicamente necesitara una llave inglesa y un kit de sustitución de la palanca. Te recomiendo que antes de comprar una nueva, desmontes la estropeada, así te asegurarás de que la nueva es del mismo tamaño que la estropeada. Para sustituir la pieza deberás:

  • Retirar la tapa del inodoro.
  • Acto seguido debes desenganchar la cadena de elevación, fijándote el sitio de donde la desenganchas, y retirar la manija desenroscando la tuerca inferior.
  • Coloca la nueva palanca sujetándola en el exterior del tanque de agua y vuelva a colocar la cadena de elevación.

Reparar una fuga en una tubería

En este caso no se trata de una reparación complicada, más bien podríamos decir que es una avería pesada. Este tipo de averías se suele dar con mayor frecuencia e baños y cocinas debido al desgaste de las tuberías. Su reparación, pese a ser sencilla, es más aparatosa que otros casos:

  • Cierra el suministro de agua de la zona donde está la avería.
  • Vacía la tubería de agua colocando un cubo debajo y desenroscando las tuercas.
  • Enjuague el codo para eliminar cualquier obstrucción que pueda haber.
  • Sustituya las arandelas por unas nuevas y aprieta los tornillos de compresión.
  • Finalmente vuelva a abrir la llave de paso del agua y compruebe que la avería se ha solucionado.

Reparación de grietas en paredes

A priori esta reparación puede parecer muy complicada y solo apta para los iniciados en reparaciones. Nada más lejos de la realidad. Aunque pueda darnos esa impresión, hoy en día existen productos específicos para cualquier reparación y esta no iba a ser menos. Para llevar a cabo la reparación de una grieta (o un agujero en la pared) sigue estos pasos:

  • Elimina cualquier resto que pueda haber en la grieta.
  • Mezcla el producto de relleno según las instrucciones de fabricante.
  • Aplica el compuesto en la grieta y deje que se seque.
  • Una vez seco, lija la zona con una lija de grano fino para dejarlo liso y aplique una o varias capas de pintura.

Si tienes cualquier duda o necesitas expertos para realizar alguna reforma recuerda que en Reformas Sirenita estamos a tu disposición, ofreciéndote las soluciones que más se amoldan a tu problema.

CONSEJOS PARA MANTENER TU HOGAR DURANTE EL AÑO

Consejos para mantener tu hogar durante el año

Seguramente si es usted propietario de un hogar, sabrá el laborioso mantenimiento que las casas requieren a lo largo del año si queremos que conserve su aspecto de recién comprada o si queremos que mantenga su funcionalidad como el primer día. Cuando la necesidad de reparación puede ser porque algunos aspectos del hogar han sido descuidados. El tipo de reparaciones puede variar en función de la estación en la que nos encontremos. No es lo mismo preparar tu casa para la llegada del frio de invierno que para el calor de verano. A continuación, os daremos algunos consejos para mantener tu hogar durante el año.

Para comenzar con los consejos, y dado que estamos a punto de entrar en esta estación, comenzaremos con algunas recomendaciones para tu hogar enfocados al verano. Esta estación es perfecta para realizar reparaciones y reformas y poner a punto los exteriores y terrazas de nuestra casa, ya sea mediante el cuidado de nuestro jardín, dándole una capa de pintura a la fachada o sustituyendo la madera estropeada de nuestro porche. Esto no significa que no podamos actuar en el interior. Dado que podremos mantener la puerta del garaje abierta, es buen momento para poner a punto el garaje con productos que requieran de ventilación para su uso.

Durante el otoño es momento de realizar reformas destinadas a la preparación de nuestro hogar para soportar el duro frio de invierno. Dado que durante el invierno el calentador de agua desempeñará una función realmente importante, es recomendable drenar el agua de este, eliminando cualquier resto de sedimento que pueda existir e impidiendo que las tuberías lleguen a obstruirse, y asegurarte de que la presión de tu caldera es la correcta. Además, es hora de cubrir bien con una lona los aires acondicionados exteriores que podamos tener para evitar su deterioro durante el invierno. Por último, es 100% recomendable vaciar y cerrar cualquier grifo y manguera exterior que posea la casa. Con las heladas es muy probable que las tuberías de esos grifos y las mangueras puedan quebrarse si poseen agua en su interior. Esto mismo puede suceder con las grietas en suelos y paredes. Asegúrate bien de eliminar cualquier desperfecto de este tipo que haya, de lo contrario la acumulación de agua y su posterior helada en invierno provocará que estos desperfectos se hagan mas grandes.

Como ya supondréis invierno no es el mejor momento para llevar a cabo muchas reformas, sobre todo exteriores. Por eso mismo es una buena oportunidad para llevar a cabo tareas de mantenimiento dentro del hogar, como revisar las posibles humedades que se hayan generado en nuestro sótano, hacer una revisión del sistema eléctrico (siempre con mucha precaución) o hacer pequeñas reformas interiores, como pintar las paredes o redecorar tu hogar.

Por último, al igual que sucede con el verano, en primavera es una buena época para comenzar a realizar trabajos y reformas en el exterior de la casa, necesarias después del invierno, y que preparen a nuestro hogar para la llegada del calor. Como ya sabemos, el invierno puede pasar factura a nuestro hogar. Por eso, es tiempo de hacer una revisión de todos los elementos exteriores (fachadas, tejados, suelos…) que hayan podido sufrir desperfectos con el frio y las heladas. Del mismo modo, es muy probable que las constantes lluvias hayan arrastrado hasta el sistema de desagüe de tu hogar hojas, palos y otros elementos que pueden provocar su obstrucción. Revísalos y asegúrate de limpiarlos bien y de eliminar cualquier resto. Finalmente, asegúrate de prepararte para el verano. Revisa el sistema de aire acondicionado o ventilación de tu hogar e instala mosquiteras o redes anti-insectos que impidan el paso de estos a tu hogar.


Recuerda que si estás pensando llevar a cabo alguna reforma en tu hogar, tanto interior como exterior, puedes solicitar información en Reformas La Sirenita. Solventaremos todas tus dudas y te daremos la mejor solución para llevar a cabo tus reformas.

Consejos para ahorrar energía en tu hogar

Consejos para ahorrar energía en tu hogar

La cuestión del ahorro energético es, y ha sido durante los últimos años, un tema a la orden del día. Cada vez más instituciones y organizaciones se han ido sumando a la implantación y difusión de medidas de ahorro de energía que favorezcan la conservación del medio ambiente. Este tipo de medidas no solo hará que el avance del cambio climático se ralentice, sino que también favorecerá el ahorro de una gran cantidad de dinero a las personas que se sumen a este tipo de iniciativas.  Adoptar este tipo de iniciativas no es para nada difícil ni costoso. A continuación, os contamos varios sencillos consejos que harán de que tu hogar sea mucho más responsable con el medio ambiente y, porque no, te ahorres un dinero.

Aproveche la luz natural

Uno de los consejos que todo el mundo ha recibido alguna vez en su vida es la utilización de bombillas de bajo consumo. Esta medida está bien, siempre y cuando sean necesarias. Es aconsejable apagar las luces de la casa que no se estén utilizando o cuando la iluminación exterior sea suficiente como para iluminar las estancias de la casa. Un consejo respecto a esto es que pintes las paredes de tu hogar de tonos claros, esto le ayudará a iluminar mejor los espacios.

Mantenga un correcto mantenimiento del sistema de iluminación de su hogar

Este apartado puede parecer algo obvio para cualquier persona, pero son muchas las que, aun conociendo estas pautas siguen sin aplicarlas. Es importante sustituir las bombillas normales que tengamos por bombillas de bajo consumo, aparte de ahorrar energía poseen un tiempo de vida mayor e iluminan mejor las estancias del hogar. A su vez, es aconsejable mantener las tulipas de las lámparas perfectamente limpias para aprovechar al 100% la iluminación de las bombillas.

Adquiera electrodomésticos de bajo consumo

Todos los aparatos electrónicos llevan consigo un gasto energético considerable (ya sea porque su función se basa en la emisión de calor, como las secadoras o las vitrocerámicas; o porque tienen una duración de su ciclo de uso muy larga, como las lavadoras o los lavaplatos). Por ello, y desde hace ya algunos años, los fabricantes de electrodomésticos también se han concienciado con la tarea de frenar el cambio climático y han comenzado a producir modelos de bajo consumo, mostrando el tipo de consumo que tiene en sus etiquetas. A la hora de adquirir un nuevo electrodoméstico es aconsejable que te fijes en esas indicaciones, te guiarán en la adquisición de productos respetuosos con el medio ambiente y que favorecerán el ahorro en tu hogar.

Haga un uso correcto del lavaplatos y la lavadora

SI bien es cierto que la invención de este tipo de electrodomésticos ha supuesto un ahorro de esfuerzo y tiempo para las familias, su utilización incorrecta puede suponer un gasto energético y de dinero considerable. Es altamente recomendable la utilización de estos electrodomésticos cuando se haya ocupado el 100% de la carga permitida. De lo contrario gastaremos una cantidad de agua innecesaria para la cantidad de carga que hay. No obstante, si vamos a poner a funcionar uno de estos aparatos con menos carga de la permitida deberemos hacerlo seleccionando otro tipo de programa de lavado más corto acorde a la cantidad de platos o ropa que vayamos a lavar.

Apague los dispositivos electrónicos

Este tipo de acciones están, por desgracia, muy arraigadas en la sociedad española. La mayoría de las personas tiene la manía de dejarse encendidas las luces de una habitación después de salir de ella o dejar encendida la tele si no la están viendo, por ejemplo. Es altamente recomendable apagar las luces al salir de una habitación y desenchufar los aparatos electrónicos después de haberlos utilizado ya que, aun habiéndolos apagado, muchos de estos aparatos suelen mantenerse en funcionamiento leve, lo que comúnmente llamamos Standby. Por ello, un consejo es la utilización de regletas para enchufar todos estos aparatos. De este modo solo tendrás que desenchufar o apagar la regleta y se desconectaran todos los equipos electrónicos.

Utilice termostatos programables

La utilización de este tipo de termostatos facilitará la gestión del sistema de aire acondicionado o de la calefacción, consumiendo la energía necesaria únicamente cuando estos se activen. Además, asegúrate de que el hogar posea una temperatura media de unos 19 grados para evitar el consumo excesivo y, siempre que vaya a activar la calefacción o el aire acondicionado asegúrese de que las puertas y ventanas de su hogar están bien cerradas.

Estos son consejos fáciles, útiles y baratos de aplicar y obtendremos una reducción considerable en el gasto energético de nuestro hogar. No obstante, también se pueden llevas a cabo reformas que garanticen ciertos aspectos del ahorro energético, como la sustitución de las ventanas por unas que incluyan un aislamiento inteligente, colocar o cambiar el aislamiento de las paredes y techos o sellar cualquier tipo de grieta o agujero existente en el hogar.

Por ello, si estás pensando en hacer de tu casa un hogar respetuoso con el medio ambiente y necesitas alguna reforma en el aislamiento de tu hogar, no dudes en ponerte en contacto con Reformas La Sirenita, te ayudaremos en lo que necesites.

¿Cuales son las causas de los problemas de humedades?

¿Cuales son las causas de los problemas de humedades?

Uno de los problemas más frecuentes, y a la vez más temidos, en una vivienda es la aparición de humedades y goteras en alguna de las paredes, techos o incluso armarios. Es muy probable que muchos de vosotros os hayáis encontrado con este tipo de problema si saber muy bien cuál es su origen. Existen cuatro causas de los problemas de humedades clasificadas según el origen que las provoca:

Humedades por roturas de tuberías

Como ya supondréis este tipo de humedades (a menudo las más pesadas) se produce por la existencia de una fisura o rotura e alguna de las tuberías de la casa. Para solucionar este tipo de humedades es necesario encontrar la fisura en la tubería y repararla. De este modo y después de haber pasado un par de meses, la pared o el techo estarán totalmente secos y se podrá repintar.

Humedades exteriores

En este caso, la humedad suele originarse en paredes que dan a zonas exteriores de la casa debido a la existencia de fisuras en la pared exterior (no tienen por qué ser grandes) que permiten el paso de la humedad o el agua de la lluvia al interior del hogar. La solución para este tipo de humedades se basa en la reparación de cualquier fisura en la pared exterior que pueda existir y la impermeabilización de la pared interior con una pintura bituminosa que evitará el paso de la humedad a la pared.

Humedad en por capilaridad

Junto con la roturas de tuberías es uno de las causas más frecuentes de humedades. Se produce por el ascenso de la humedad de la tierra por los cimientos de la casa hasta alcanzar el suelo y las partes bajas de la pared del hogar deteriorando la pintura, el suelo o el yeso inferior que pueda haber. Para solucionar un problema de humedades por capilaridad tenemos varias opciones como inyectar una solución de silicatos a través de agujeros en la pared que evitarán el ascenso de la humedad (posteriormente se reparará la pared) o mediante el recubrimiento de la pared con placas anti-humedad entre otras.

Humedad por condensación

Este tipo de humedades se puede generar por diversos factores entre los que destacan la diferencia de temperatura entre el interior del hogar y el exterior, la humedad ambiental, una mala ventilación del hogar o por un excesivo riego y abundancia de plantas interiores. Todos estos factores, entre otros muchos, favorecerán la aparición de de moho en los lugares afectados. Si queremos evitar este tipo de humedades en nuestro hogar debemos seguir algunos consejos como:

  • Mantener el hogar correctamente ventilado, en especial aquellas estancias más humedad.
  • Secar la ropa fuera de casa o mediante una secadora.
  • Reducir el número de plantas en el interior del hogar.
  • No programar la calefacción con temperaturas elevadas. La temperatura ideal es de 19 °C en la sala principal del hogar.
  • Disponer de sistemas absorbentes de humedad dentro de los armarios

 

Si necesitas más información sobre las causas de los problemas de humedades, su tratamiento o cualquier otro aspecto sobre este asunto, puedes ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de resolver todas tus dudas.

 

 

Cómo evitar los ruidos en una vivienda

Cómo evitar los ruidos en una vivienda

Una de las cosas que puede suceder cuando nos mudamos a un nuevo piso o adquirimos una nueva vivienda es que nos encontremos con ruidos que no nos dejan descansar, ya sean ruidos del exterior o ruidos de los vecinos.

Como sabrás en cada municipio hay una ordenanza municipal en el que se estipula el nivel de ruido y los horarios para que se deben cumplir, pero muchas veces hay ruidos que son inevitables. Por ejemplo, si vives en el centro de una gran ciudad y hay mucho tráfico o incluso si tus vecinos tienen niños pequeños que corretean o juegan.

Por eso, muchas veces es necesario que optemos por métodos que aíslen nuestra casa de los ruidos y que nos permitan disfrutarla con tranquilidad.

Si tus problemas son sobre todo con el ruido exterior, una buena opción de insonorización son las ventanas de PVC, que aíslan el ruido exterior de una forma muy eficaz, sobre todo si vives en un lugar con mucho tráfico o incluso en una calle peatonal.

Pero si tu problema principal son los vecinos, la mejor solución es la insonorización o el aislamiento acústico.

¿EN QUÉ CONSISTE EL AISLAMIENTO ACÚSTICO?

La insonorización o aislamiento acústico de una vivienda consiste en la utilización de ciertos materiales aislantes que ayudan a que el ruido no traspase las paredes de nuestra vivienda.

Aunque existen varias opciones para poder aislar una vivienda acústicamente, una de las más eficaces es con la utilización del pladur.

Esta insonorización consiste en adherir a la pared una capa aislante y después pegar 2 capas de pladur que estén separadas entre sí por una membrana acústica.

Este tipo de insonorización o aislamiento acústico, no requiere de mucha obra y es un proceso sencillo, ideal para aquellas personas que buscan una casa más silenciosa y libre de los ruidos de los vecinos.

Si necesitas más información sobre la insonorización o el aislamiento acústico, puedes contactar con nosotros e intentaremos resolver todas tus dudas.