Cómo reformar una vivienda para que sea más luminosa

Existen muchos factores para que una casa no sea luminosa. Puede ser una vivienda baja o contar con ventanas pequeñas, la orientación también resulta un factor determinante en este sentido. No cabe duda de que una vivienda con poca luz natural, resulta más lúgubre y triste. Pero, si es el caso de tu hogar debes saber que puedes incorporar varias soluciones para acabar con este problema. 

Cuando no disponemos de demasiada luz natural, es importante acabar con las barreras. Las paredes crean sombras y hacen que las estancias sean menos luminosas. En estos casos, los espacios abiertos nos ayudan a generar sensación de amplitud y también a incrementar la luminosidad interior. Es cierto que son muchos los usuarios que no quieren tener en un mismo espacio la cocina y el salón. Pero, siempre podemos eliminar la pared y sustituirla por una de vidrio o puertas correderas con este mismo material.

Muchas veces, tenemos una estancia de la casa que resulta poco luminosa y otra donde la luminosidad es excesiva. En este caso podemos cambiar sus usos, ubicando la sala de estar en la estancia más luminosa y el dormitorio en la otra. Pasamos mucho tiempo en la habitación, pero generalmente lo hacemos durmiendo a oscuras.

Siempre que sea posible, podemos plantearnos la posibilidad de aumentar el hueco de las ventanas. En este punto conviene tener en cuenta que de la altura y la anchura de las mismas dependerá la cantidad de luz que penetra en la estancia. Además, puestos a cambiar las ventanas siempre resulta interesante apostar por algún modelo más moderno y eficiente.

Otra posibilidad es la apertura de claraboyas y ventanas en el tejado. Aportan mucha luz y durante más tiempo, ya que la posición horizontal de las cubiertas hace que haya menos sombras. Esta es una buena medida para aprovechar los techos bajos.

Aunque pueda parecer una cuestión menor, pintar las paredes en colores claros nos ayudará a generar sensación de amplitud y luminosidad. Por este motivo, si nuestra casa no cuenta con bastante luz, lo más adecuado será pintarla de blanco. Esto tiene una explicación muy sencilla, el blanco es un color que refleja la luz, mientras que los tonos más oscuros la absorben.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad *