La mayoría de viviendas en España no está bien aislada para el ruido

Más del 80% de las viviendas no cuenta con un aislamiento acústico adecuado. En un país como España, al que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo calificó como el segundo más ruidoso del planeta, solo por detrás de Japón, se hace necesario la instalación de aislantes acústicos  en las casas que pueden reducir la contaminación sonora hasta en un 70%.

Desde la entrada en vigor del Documento Básico de Protección Frente al Ruido en 2009, las nuevas viviendas atienden a criterios acústicos durante su construcción. Entre otras cosas, el documento especifica los niveles admisibles de ruido, cómo aislar acústicamente los inmuebles o dónde se tienen que aplicar los materiales aislantes.

Sin embargo, para la gran mayoría de viviendas construidas en España antes de ese año, la aplicación de las normativas requiere la inversión en una reforma ó rehabilitación del inmueble.

Aunque el ruido es un problema que está lejos de solucionarse, se pueden tomar medidas para paliar sus efectos hasta en un 70%. Algunas de las soluciones más efectivas pasan por la instalación de ventanas con doble acristalamiento, falsos techos, aislamiento del suelo, levantar un nuevo tabique en el interior de la vivienda, etc.

Los problemas de contaminación acústica no solo son una molestia sonora sino que pueden ocasionar problemas de salud. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) puede tener efectos nocivos por el aumento de la irritabilidad, el estrés o las alteraciones del sueño. En sus casos más extremos puede llegar a ocasionar problemas auditivos.

Esto además ocurre en un país como España que está catalogado por la OMS como el país más ruidoso de la Unión Europea y el segundo del mundo, solo por detrás de Japón.

Los ruidos en casa

Los niveles de ruido ambiental recomendables para las personas están entre 55 decibelios por el día y 45 decibelios por la noche, mientras que en el interior de una vivienda el nivel se sitúa entre 35-40 decibelios por el día y 30 decibelios por la noche.

Los estudios elaborados por la OMS afirman que los españoles están expuestos a impactos acústicos superiores a los 65 decibelios. Aunque el 80% del ruido ambiental que sufre una ciudad proviene del tráfico, en casa los ruidos más molestos son los de la aspiradora, el despertador o la televisión a un volumen elevado, que pueden llegar a los 75 decibelios, igual que una lavadora o un teléfono móvil.

www.idealista.es

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad *