LANA DE VIDRIO: VENTAJAS Y USOS

La lana de vidrio es un material aislante térmico y acústico utilizado en la construcción y en la industria. Se fabrica fundiendo arena a altas temperaturas, y luego mediante un proceso de fibrado se obtiene un producto de óptimas propiedades para aislamiento térmico acústico.

El material posee una muy buena relación entre resistencia térmica y precio. Su estructura esta conformada por largas y finas fibras de vidrio ligadas con una resina térmicamente fraguada para formar una frazada aislante, de peso liviano y flexible.

Usos y Características de la Lana de Vidrio

Este material es muy usado como aislante térmico y acústico para techos, muros y pisos, tanto en obras nuevas como para remodelaciones y ampliaciones. Es utilizada en proyectos constructivos residenciales, comerciales, industriales y de servicios.

La lana de vidrio es 100% reciclable, no contamina y es un producto inerte tanto para la naturaleza, como para el ser humano. Es un producto atóxico, no cancerígeno y no es perjudicial para la salud.
Una de sus ventajas mas relevantes, que la diferencia de otros productos aislantes, tal como los derivados del petróleo, fibras vegetales o acrílicas, es que es incombustible, no es inflamable, no genera humo ni gases nocivos y resisten altas temperaturas, limitando la propagación de las llamas y retrasando el esparcimiento del fuego. Esto quiere decir que si hay fuego proveniente del exterior o de ambientes vecinos, la lana de vidrio retrasa la propagación del fuego por tiempo determinado.

Ventajas de la Lana de Vidrio

Este producto es un buen aliado cuando necesitamos ahorrar energía, ya que debido a sus propiedades aislantes es capaz de mantener climatizados los espacios por un mayor período de tiempo, ahorrando costos en calefacción y climatización.

El control del ruido (absorción y aislamiento acústico) es una característica natural de la lana de vidrio. Posee muy buena absorción acústica, ya que gracias a su elasticidad y estructura, la lana de vidrio es absorbente, elástica y tiene un efecto disipante.

La lana de vidrio comparado a otros aislantes, es más liviana y de muy baja conductividad térmica. Esto le otorga más eficacia porque manteniendo un mismo espesor, se logra una mayor y más eficiente resistencia térmica. Además, es hidrorepelente, por lo que no es afectado por el contacto con el agua y la humedad, por lo tanto se mantiene inalterable ante cualquier filtración de cañerías, condensación o si accidentalmente queda expuesto a la lluvia.

Su manipulación es muy simple, ya que no es irritante ni contaminante, y su instalación es fácil, rápida y limpia, ya que no deja pérdidas ni desperdicios durante su instalación.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad *